La presente Agenda es un plan de acción en favor de las personas, el planeta y la prosperidad. Esta frase se recoge de un plan de acción total, global, elaborado por Naciones Unidas para conseguir en 2030 el Desarrollo Sostenible del planeta. Eso sí, con ayuda de todos. Y todas: entidades públicas, gobiernos, sector privado y movimientos ciudadanos.

Sin embargo, sólo el 33% de los ciudadanos los conocen y de las empresas más del 90% de las empresas planean alinear sus estrategias hacia la contribución de los ODS en los próximos 5 años, aunque aún tienen mucho trabajo por hacer.

Desarrollo SostenibleEl documento titulado Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 recoge 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible con 169 metas conexas que se resumen en 3 aspectos:

  • Las personas: ¿cómo promover que todos los seres humanos disfruten de dignidad e igualdad en un medio ambiente saludable?
  • El planeta: ¿cómo fomentar el consumo y la producción, la gestión sostenible de sus recursos naturales para satisfacer necesidades de las generaciones presentes y futuras?
  • El progreso económico: ¿es posible conciliar el progreso económico, social y tecnológico con la armonía de la naturaleza?

 

Como ciudadanos, ¿qué podemos hacer para ser más sostenibles? De inicio, comprender el concepto. El desarrollo sostenible se ha definido como el desarrollo capaz de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades. Muchos organismos e iniciativas ya están trabajando para que el planeta evolucione dentro de esos términos, apoyados por el Fondo de los ODSs Guía vagos ODSun mecanismo de cooperación al desarrollo creado en 2014 por el PNUD en representación del sistema de las Naciones Unidas.

En cuanto a las iniciativas y herramientas para facilitar la tarea, cabe destacar la guía de vagos para salvar el mundo que recoge acciones facilísimas que podemos introducir en nuestra rutina y, si todos lo hacemos, lograremos grandes cambios. Y el programa global YCE, una plataforma online que invita a jóvenes de todo el mundo a presentar sus ideas innovadoras y proyectos con un impacto social que promuevan y apliquen uno o más de los 17 ODS.

 

Para la empresa: ¿Riesgo u oportunidad?

Muchas organizaciones olvidan poner en valor su contribución al desarrollo sostenible y potenciar sus esfuerzos. La Agenda 2030 de las Naciones Unidas permite alinearnos con las tendencias y oportunidades globales previstas para los próximos años.

Desde el mundo empresarial y emprendedor, jugamos un papel clave en la contribución a este reto común. Motivados por el desconocimiento o la falta de herramientas para implicarse en la consecución de dichos objetivos, organizamos una sesión formativa en la que dimos las claves de la integración de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en un modelo de negocio, con la certeza de que a la empresa, conectar su estrategia corporativa con las prioridades globales le confiere muchas ventajas:

      • Oportunidades de negocio actuales y a futuro
      • Acceso a financiación alineado con los principios ODS
      • Mejora relaciones con grupos de interés: gestión de expectativas (Milennials) y reputación  (Clientes)
      • Alineamiento con proceso internacional y políticas locales
      • Fortalecimiento de la licencia para operar
      • Adopción de un propósito compartido y un lenguaje común
      • Estabiliza sociedades y mercados
      • Refuerza el valor de la RSE en la estrategia empresarial

Objetivos de Desarrollo SostenibleJuan Parodi y Emilio Froján, del área de Desarrollo de Negocio de Impact Hub Madrid, centraron la formación en cómo generar Innovación Social con foco en los ODS basándose en la afirmación siguiente: La innovación y el emprendimiento social son un vehículo eficaz para contribuir a alcanzar estos objetivos y generar impacto, impacto es ODS.

En España el índice de emprendimiento social es de los más bajos del mundo, 0,9 %, en contraste con la media internacional (3,2%) y la europea (2,9%). El informe de GEM (Global Entrepreneurship Monitoring) nos sitúa como el país con menor índice de emprendimiento social de las  “economías basadas en la innovación”. Así que somos un país con mucho que aprender en el tablero del emprendimiento social, un panorama que tiene una doble lectura: las oportunidades.

Según Parodi: “Hay evidencias claras que muestran como la innovación social y los emprendimientos están modificando sus procesos, productos o servicios y modelos de negocio, hacia el desarrollo sostenible”.

Para demostrarlo se presentaron hasta 20 modelos de negocios innovadores que contribuyen a esta agenda 2030 de las Naciones Unidas. Uno de ellos fue compartido en primera persona por su propio fundador, Pablo Sánchez Santaeufemia, premio Forbes menores de 30, quien explicó el modelo de negocio de su start up “Bridge for Billions” una incubadora online de empresas que pretende democratizar el acceso mundial a herramientas de desarrollo de negocio impactando en los objetivo número 8 (crecimiento económico y empleo decente) y 9 (Innovación, Industria e Infraestructuras).

Los ODS podrían atraer 12 billones de dólares anuales para el sector privado en 2030

Para ayudar a las empresas a poner la sostenibilidad en el centro de la estrategia empresarial existen diversas herramientas como Mars, SAB Miller, WBCSD SDG Business Hub, pero quizás la más completa y extendida es SDG Compass. Se trata una guía que proporciona recursos e información a las empresas para alinear sus estrategias, medir y gestionar su contribución a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

DesarrolloSostenible_EmpresasGracias a ella, en su primer reporte del SDG Index que mide los avances que hacen los países hacia los 17 ODS, descubrimos que España solamente aprueba en uno de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible. El único objetivo en “verde” es el número 5, correspondiente a la “Igualdad de Género”. Esto nos posiciona en el top 3 de países menos cumplidores de la Agenda 2030 junto a Italia y Grecia.

¿Y si lo convertimos en una oportunidad?

De este informe se extraen 4 conclusiones principales:

  1. La aplicación de los ODS en Alimentación y agricultura; Ciudades; Energía y materiales; Salud y bienestar; podría valer más de 12 billones de dólares anuales para el sector privado en 2030, lo que representa el 10% de la producción mundial pronosticada en ese año. La inversión necesaria para lograr estas oportunidades es de alrededor de US $4 billones al año.
  2. Hemos identificado 60 oportunidades que podrían generar casi 380 millones de empleos. Esto representa más del 10% de la fuerza laboral pronosticada en 2030.
  3. Más del 55% ciento del valor de las oportunidades, y casi el 90% de los empleos potenciales serían generados en los países en desarrollo. Eso incluye 85 millones de empleos en África y 220 millones de empleos en Asia.
  4. La acción del sector privado en la agenda del SDG puede ayudar a mitigar las cargas mundiales -como la violencia y los conflictos armados, la obesidad, la congestión y el cambio climático- que tienen impactos económicos acumulados hoy en día equivalentes a un tercio del PIB mundial.

Las mejoras en otras áreas del SDG, como la igualdad de género y la educación, podrían aportar beneficios económicos adicionales significativos.

 

En definitiva, tenemos la oportunidad de ser la primera generación que termine con la pobreza pero al mismo tiempo posiblemente la última que pueda parar el cambio climático. ¿Qué vamos a hacer para aprovechar esta oportunidad? ¿Cómo aprovechar los ODS para impulsar el emprendimiento social?

Impact Hub Madrid

Impact Hub Madrid

La comunidad que inspira, conecta e impulsa al innovador social.