Hay experiencias que cambian la vida y vidas capaces de transformar la realidad de toda una población. Y este ha sido el objetivo de la 2º edición de blue BBVA Challenge, un programa para jóvenes orientado a crear proyectos centrados en la mejora de la calidad de vida de las ciudades.

Comenzó con la jornada de creatividad e innovación presencial en Impact Hub Madrid el sábado 26 de noviembre. Allí, 250 participantes de todos los puntos de España, divididos en 13 en equipos, trabajaron para identificar los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro y proponer una solución, teniendo en cuenta que el desarrollo de las zonas urbanas es cada vez más acelerado.

Así se lo recordaba Diego Martínez, responsable del Segmento joven blue BBVA, a los asistentes de edades comprendidas entre los 18 y los 29 años: “Estamos cambiando a un ritmo vertiginoso. El 65% de niños que están en cole trabajarán en profesiones que hoy no existen, por lo que vais a necesitar formación complementaria para sacar adelante el proyecto e ideas que tengáis.” E insistió en no preocuparse por generar grandes disrupciones pero sí valorar la repercusión y capacidad de impacto social de sus propuestas: “Muchas iniciativas pequeñas tendrán gran impacto en la sociedad y eso ayudará a construir las ciudades del futuro”.

Los finalistas: renovables, geolocalización y participación ciudadana

Por equipos, muchos de los cuales se conocieron al llegar, los jóvenes tuvieron que aprender haciendo, es decir, entender la metodología planteada, acotar un reto, entender cuál era la necesidad que querían cubrir, distribuir roles y centrar los elementos claves de su idea para presentarla ante jurado en el elevator pitch.

Eco-stop propuso maximizar el uso del mobiliario urbano mediante una acción doble en las marquesinas. Por un lado, incorporar musgo en el techo funciona como aislante de la estructura, al tiempo que permite proteger esta especie en peligro de extinción. Además, la iniciativa propone instalar unos pedales al banco para que el ciudadano genere energía útil mientras espera al autobús.

Por su parte, Totem conquistó al jurado gracias a su idea basada en incorporar una tecnología a las baldosas de las zonas urbanas más transitadas gracias a la cual se crearía energía a partir de los pasos de los peatones.
Recuperar el valor humano tan disperso en los grandes centros urbanos fue el denominador común de los otros 3 finalistas.

City Thinkers propuso conectar a estudiantes con trabajadores para obtener de ellos información real acerca del entorno profesional que permita a los pre-universitarios elegir su plan de carrera.

Aprender y formarse durante trayectos diarios en transporte público fue la propuesta de Entretraining. ¿Su idea? Poner en contacto a viajeros para el intercambio de habilidades como los idiomas o la música.

Por último, Civic centró su atención en la optimización de servicios públicos a partir de geolocalización. Se trata de una forma rápida y sencilla de reportar incidencias o conectar servicios, combinando geolocalización y gamificación para premiar el nivel de civismo.

Se trataba, por tanto, de responder a situaciones que ya se perciben como necesidades. Según explicó Lorena Silvestri, presentadora, animadora y conductora, por segundo año, del blue BBVA Challenge:
“Teniendo en cuenta que el 75% población estará ciudades 2050: ¿Es posible crear ciudades en las que las personas se sientan como en casa y no como intrusos?”

Silvestri, cofundadora de Punto JES (Asociación para Jóvenes Emprendedores Sociales), apeló a las emociones como motor de cambio e inspiración. “Las ciudades nos emocionan: generan ira, sorpresa, felicidad, etc. Y esas emociones las podemos convertir en acciones emprendedoras.”

Un ejemplo de ello fue el que compartió Miguel Álvarez, arqueólogo e ingeniero, a través de su charla inspiradora. Álvarez es fundador de Nación Rotonda, iniciativa que nació para denunciar los desastres urbanísticos creados en España y concienciar “para que no se repita esta locura que destruye nuestro patrimonio y provoca un modelo de vida insostenible”. A partir de ella, este rotondólogo puso en marcha lo que denomina urbanismo táctico, que destaca la oportunidad por encima del problema. Un diseño urbano centrado en las personas y en la participación vecinal. Y aconsejó a los jóvenes a poner en marcha sus “ideas rotondas”, es decir, aquellas aparentemente inútiles, pero que te permiten explorar lo que de verdad te gusta hacer. “Si lleváis a cabo vuestra idea con pasión podréis triunfar”.

Los 5 finalistas comienzan un programa de formación e incubación de 6 semanas, con el apoyo de blue BBVA, Impact Hub Madrid y emprendedores reales, que se llevará a cabo en Impact Hub Madrid y en el Centro de Innovación de BBVA, y finalizará en un cara a cara de todos los equipos frente al jurado y un público entusiasta seguidor del Challenge. En esta jornada final los equipos presentarán sus proyectos trabajados en la Ciudad BBVA.

El equipo ganador se embarcará en un viaje experiencial a Berlín donde conocerá proyectos y metodologías innovadoras a inspiradoras para aumentar el impacto de su propio modelo de negocio.

8 horas para transformar la ciudad

En tiempo record, a partir de métodos de innovación y divertidas dinámicas, con ayuda de sus facilitadores, los 13 grupos participantes buscaron retos que encuentran en su día a día, trabajaron potenciales mejoras, generaron un prototipo de su idea y la presentaron ante el jurado a través de un elevator pitch de 3 minutos de duración.

Este jurado estaba integrado por representantes de BBVA: Sofía Rodríguez-Sahagún, Directora de Marketing de BBVA; Carles Alsina, Director de Segmentos de Banca Comercial en BBVA; Gonzalo Rodríguez Rodríguez, Head of Digital Banking at BBVA Spain, Impact Hub Madrid Antonio González – Director General de Impact Hub Madrid; y expertos en el sector del emperndimiento y la innovación: José Moncada, Director General de La Bolsa Social; María Lara – Coordinadora h2i Institute; Julia López Varela de Madrid Destino; Betania Lozano, de Transit Projectes; David Pena – Fundador de PeopleiTrust; Vicente García, CMO de FLUZO; Susana Zaragozá, investigadora cultural independiente; y Miguel Jaenicke Fontao del Vivero de Iniciativas Ciudadanas.

Para llevar a cabo la selección, se valoró la comunicación y claridad con que se transmite el reto; la pasión que genera en el equipo el tema elegido; la capacidad de trabajo en colaboración de cada uno de los miembros; el grado de innovación para transformar la realidad desde un punto de vista inexistente; la posibilidad de que la idea sea económicamente sostenible; y el impacto social de la propuesta, es decir, su alcance para transformar la vida de gran número de personas.

Formación personalizada y visibilidad de influencers

Durante los siguientes 6 meses, los ganadores recibirán mentoría personalizada por parte de expertos del sector: Tito Spínola, representante del programa de Educación y Jóvenes de Ashoka;
María Isla, co-fundadora y CMO de Hackity; Pablo Santaeufemia, co-fundador y CEO de la incubadora online Bridge for Billions; Alberto González Ronda, director de INCA Medio, donde desarrollan tecnología y datos para mejorar la gestión de los bosques y ciudades; y Carmen González, Gerente de Proyectos de Crecimiento en PYMES en Clientia- Aceleradora de PYMES y formadora en técnicas de aceleración del intraemprendimiento.

Además, en esta edición blueBBVA Challenge ha invitado a 5 padrinos, 5 influencers que seguirán de cerca la evolución de cada equipo y les apoyarán con difusión en sus redes sociales en los hitos clave del proyecto.

La bloguera Silvia Salas (http://www.daretodiy.com/ ); Jimena Renocreativa(https://www.instagram.com/renosaurio/) , y Javier Ruescas, escritor, youtuber (https://www.youtube.com/user/ruescasj) motivaron a los jóvenes a luchar su pasión.

También estuvieron presentes los diseñadores Nacho Uve ( http://nachouve.com/ ) que aseguraron haber trabajado mucho sin que nadie valorase su trabajo y repitieron esa famosa frase: “No te arrepientas de lo que no has hecho de lo que no has hecho sino de lo que has hecho”. Y, desde Cuba, se conectó el maratoniano Raúl Gómez (
youtube.com/raulgomez82), quien agradeció a los asistentes su participación en un programa que pone su grano de arena en un futuro mejor.

Todos los interesados, incluso los que no fueron seleccionados para asistir al evento presencial, podrán continuar desarrollando su idea en una plataforma de formación online gratuita. Se impartirán en forma de píldoras teóricas escritas, contenido multimedia y una nutrida bibliografía para seguir descubriendo y aprendiendo. El trabajo resultante será valorado por los mentores que seleccionarán uno de los proyectos para pasar a la final.

La Incubación Online gratuita es un programa de formación abierto a cualquier persona que cumpla los requisitos: ser estudiante universitario o de grado superior y tener de 18 a 29 años.