Ser sostenible nunca moló tanto

El gaming funciona. Funciona porque recibir premios reconforta, aunque sean virtuales, y porque la motivación humana por superarse consigue que nos enganchemos a una app simplemente para pasar el rato. Pero hay aplicaciones móviles que van más allá. Es decir, además de divertirnos, dar rienda suelta a nuestra competitividad y recibir medallas, nos animan a cuidar de nuestro entorno.
Es el caso de Liight, la app con propósito que permite a sus usuarios ser conscientes de su huella de carbono premiándoles por las acciones sostenibles que realizan y notifican. Liight no solo va más allá por el impacto positivo que genera, sino también porque a sus recompensas virtuales, se suman los premios físicos y reales. Realizando actividades sostenibles, el usuario puede conseguir cupones para sorteos y descuentos en productos y servicios como: entradas de cine, suscripciones a Netflix, hamburguesas gourmet o baterías USB, entre muchos otros, gracias a colaboraciones con sus partners.
Por su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la agenda de retos para lograr un cambio positivo en beneficio de las personas y el planeta, esta startup ha sido una de las tres ganadoras de nuestros Premios Impacto ODS. Su equipo multidisciplinar de jóvenes y universitarios nos abre las puertas al pasado, presente y futuro del proyecto.
Impact Hub Madrid: ¿Cómo nace Liight? ¿Cuál es la problemática a la que dáis solución? 
Santiago Jiménez Cortés: Liight es la startup por la que ser sostenible nunca antes moló tanto. Para luchar contra la contaminación y a través de mecánicas de gamificación y sistemas de smartcity, Liight recompensa al ciudadano por acciones sostenibles como el uso del transporte público, la bicicleta o el reciclaje.

La app registra la reducción de huella de carbono (CO2eq) y bonifica al usuario con Liights, esta moneda virtual se puede canjear en productos de moda, tecnología o planes de ocio mediante premios directos, descuentos y sorteos. Además te motiva a ser más activo mediante retos, rankings, niveles y otros formatos de competición para picarte contigo mismo y el resto de usuarios en la lucha contra el cambio climático.

IHM: ¿Quiénes estáis detrás del proyecto?
SJC: En un primer momento los cofundadores del proyecto hemos sido Santiago Jiménez y Carlos Rosety repartiéndonos de algún modo los roles de CEO y CTO, aunque ya se sabe que especialmente al principio estas siglas pueden sonar muy bien pero en realidad hemos hecho de todo y en mil situaciones distintas, desde trabajar en un garaje a las tantas de la noche [con pizza precocinada para cerrar un prototipo IoT] a viajar en clase business con gastos pagados a Helsinki e ir preparando el pitch en el avión o cogiendo alguna cosilla prestada de la habitación del hotel para tener algo de atrezzo en el stand de un importante congreso. Somos bastante jóvenes (24 y 20 años) y hemos tenido una formación multidisciplinar y complementaria en Arquitectura +MBA como Ingeniería de Telecomunicaciones, Física y ADE. Nos conocimos en un campamento en Gredos del que aprendimos y compartimos muchos valores y destrezas que aplicamos en nuestra startup: creatividad, superación, improvisación, compañerismo….
En los últimos meses se han incorporado al equipo nuevos miembros cubriendo áreas más flojas y reforzando también aquellas más importantes. Mauri, compañero de la universidad, trabaja en el desarrollo de la app tanto en funciones de front-end como back-end y además en generación y análisis de BigData. Íker y Maritza se incorporaron un poco más tarde y trabajan en la versión de iOS y en tareas de gestión, legal y plan financiero. Marcos nos ayuda en todo lo relativo a electrónica y hardware. Y, por último, Roberto en comunicación y marketing. Todos somos estudiantes o recién graduados por lo que el ambiente es genial, los horarios súper flexibles (non stop) y lo mejor de todo es que falles o aciertes sabes que cada día vas a afrontar un reto importante y a aprender algo nuevo.
IHM: ¿Cuáles han sido las mayores dificultades a la hora de poner en marcha Liight?
SJC: Uno de los mayores pros y contras de nuestro equipo y por consiguiente de Liight ha sido y es especialmente nuestra edad. El proyecto arrancó hace más de dos años pero hasta ahora siempre hemos tenido que llevarlo a medio gas para compatibilizarlo con nuestras clases, exámenes, proyectos, etc. También nos supone el tener que desenvolvernos en ambientes profesionales y más adultos en los que apenas hemos tenido experiencia. Pero a la par, como digo, nos ha servido de muchísimo aprendizaje. No tenemos responsabilidades, prejuicios ni limites. Esta falta de experiencia nos ha podido suponer una dificultad en ocasiones como una importante ventaja en otras ya que afrontamos el desarrollo y lanzamiento de Liight como un reto personal con un enfoque fresco, atrevido y auténtico. La gestión del estrés, la burocracia y la cultura del “tú céntrate en tus estudios y búscate un trabajo de verdad” también nos han perseguido pero poco a poco vamos profesionalizándonos y Liight va tomando forma como proyecto empresarial y no solo una buena idea.
IHM: ¿Qué significa para vosotros haber ganado el Premio Impacto ODS?
SJC: El Premio Impacto ODS supone para nosotros un importante reconocimiento a nuestro trabajo y un impulso importante para Liight destacando nuestra misión en cuanto a la lucha contra el cambio climático e implicando a los agentes más importantes mediante los cuales tratar de reducir esta problemática global trabajando desde lo local y con una actitud optimista y positiva.
IHM: ¿Cómo puede ayudar Impact Hub a potenciar vuestro trabajo?
SJC: Entramos a la comunidad con muchísimas ganas de aprender, aportar y sobre todo entrar en contacto y generar sinergias con tantos proyectos y emprendedores de Impact Hub alineados con nuestros valores y objetivos, buscando lograr juntos el mayor impacto en nuestras ciudades y sociedad.
IHM: ¿Qué retos tenéis por delante los próximos meses?
SJC: En los próximos meses tenemos por delante la vertiginosa tarea de lanzar Liight al mercado, validar el modelo de negocio, escalarlo y crecer lo más rápido y fuertes que podamos. De momento hemos llevado a cabo varios programas piloto, hemos ido validando muchos conceptos con usuarios y beta testers y también contamos con nuestros primeros contratos y clientes. En este punto tenemos buenas perspectivas y por intuición o necesidad el proceso que venimos llevando a cabo ha sido siempre muy “Lean startup” prototipando, iterando y apañándonos como buenamente hemos podido con los medios a nuestro alcance, pero estamos contentos con lo que hemos ido construyendo (versiones en Android e iOS ya disponibles) y, sobre todo, con la cultura y el equipo que estamos formando.
Ahora estamos haciendo ya pequeñas campañas de lanzamiento y puliendo funcionalidades de la app. Nuestro objetivo estos meses es continuar creciendo de forma orgánica, alcanzar nuevos acuerdos de recompensas y poco a poco ir incrementando nuestra inversión en marketing para, finalmente, despegar y llevar Liight a muchas más ciudades.
[A través de la web de Liight podrás descargarte su App y podrás seguir generando impacto en tu ciudad]

Si continúas navegando en este sitio, aceptas nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar