Pablo Pineda en Impact Hub Piamonte, #contralasetiquetas

Discapacidad y futuro del trabajo: el reto de luchar contra las etiquetas

Si conseguir un empleo es difícil para la mayoría, para las personas con discapacidad los obstáculos se multiplican. Uno de ellos son las etiquetas con las que estos trabajadores son percibidos antes de que puedan siquiera desempeñar una labor. Para luchar #contralasetiquetas y mejorar su empleabilidad, la Fundación Adecco lanzó una original campaña de comunicación rodada en Impact Hub Piamonte.

Conseguir que la tecnología sea inclusiva, es decir, que no sirva para acrecentar las desigualdades, es un gran reto cuya solución es todavía un interrogante.

¿Cómo será el futuro del trabajo? Este es un debate muy presente a día de hoy. Nos encontramos en un momento de disrupción tecnológica, en el que la digitalización no solo afectará al tipo de trabajo que existirá, también a la selección de personal. Y conseguir que la tecnología sea inclusiva, es decir, que no sirva para resaltar las diferencias y acrecentar las desigualdades, es un gran reto cuya solución es, todavía, un interrogante.

¿Cómo se seleccionará a los empleados y colaboradores en el futuro? La Fundación Adecco ha imaginado en su última campaña un futuro dominado por la digitalización, la robotización y la inteligencia artificial. En el año 2050 las tecnologías dominan los procesos de selección, pero han dejado fuera uno de los mayores retos en este contexto: la inclusión, favoreciendo así la desigualdad y la exclusión social.

El sistema ‘inteligente’ de selección ha integrado los sesgos inconscientes y prejuicios de las personas y son las propias máquinas las que hacen que los discapacitados sean discriminados en el mercado laboral, al igual que las personas mayores de 50 o las mujeres de mediana edad. En el futuro, los robots eligen guiados por las etiquetas, no por las capacidades y el talento de cada persona.

El protagonista de la campaña es Pablo Pineda, primer diplomado en Europa con Síndrome de Down, actor (ganador de una concha de plata en San Sebastián), presentador, escritor y trabajador de la Fundación Adecco.

¿Integración real? En el siglo XXIII

La Fundación Adecco estima que, al ritmo al que evoluciona actualmente el mercado laboral, la plena inclusión de las personas con discapacidad no se producirá hasta el año 2249. Es decir, la tasa de actividad de las personas con discapacidad no se igualará con el del resto de la población hasta dentro de 231 años.

«La tecnología avanza a pasos agigantados, pero sin el correcto equilibrio con las personas, nunca podremos evolucionar hacia una sociedad madura y equitativa».

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación, “la tecnología avanza a pasos agigantados, pero sin el correcto equilibrio con las personas, nunca podremos evolucionar hacia una sociedad madura y equitativa. Las empresas necesitan innovación y tecnología, sí, pero siempre acompañada de personas capaces de relacionarse y adaptarse al cambio. Mediante esta campaña, queremos sensibilizar acerca del riesgo que produce el avance de la Inteligencia Artificial si no va escoltada de los valores y actitudes humanas, claves para lograr una sociedad diversa e inclusiva en la que la única etiqueta sea nuestro talento”.

·En la red Impact Hub trabajamos por la inclusión y la reducción de la desigualdad en el trabajo, y hemos desarrollado programas para incluir a las personas con discapacidad.

Impact Hub Piamonte, un escenario futurista

En concreto, el espacio que representa la oficina de selección de personal es la sala Esparto de Impact Hub Piamonte, decorada completamente con gresite de botellas recicladas y esparto. Estos materiales contribuyen a crear una atmósfera con personalidad. “Se trata de un edificio que responde a las claves de impacto social y sostenibilidad que forman la personalidad de Impact Hub”, explica el arquitecto José María Churtichaga.

Los techos y paredes están cubiertos con más de 3.000 kg de esparto. Con la elección de este material, hemos querido apoyar la producción local y contribuir al desarrollo de los entornos rurales, siguiendo el Objetivo de Desarrollo Sostenible 12: garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.


Carta de Pablo Pineda a los ciudadanos de 2049

Queridos ciudadanos del futuro:

Os escribo desde el año 2018. Soy Pablo Pineda y tengo síndrome de Down. Es posible que ya no sepáis qué es y, sinceramente, es algo que me entristece pensar. Me siento orgulloso de quien soy y puedo decir que he sido una persona feliz. Les aseguro que hoy, en su pasado, mi presente, entre aquellos que se definen como “normales”, no es tan fácil encontrar personas que de manera tan rotunda y categórica hagan esta afirmación.

He visto nacer internet y avanzar todo tipo de tecnologías. Pero hemos perdido el foco. No podemos confiar el futuro a las tecnologías pues son las personas, su educación y valores, los que realmente deben representar nuestro futuro. Son compatibles, pero reitero, no perdamos el foco.

Creo que la educación y los valores de la sociedad asientan cualquier progreso, ya que éstos residen principalmente en las personas y fortalecen la democracia, la igualdad y la inclusión.

Sé que sólo conseguiremos que las personas con discapacidad seamos ciudadanos de pleno derecho cuando podamos acceder a la educación y formación en igualdad de condiciones.

El futuro no va de bits, sino de pulsaciones.

Comentarios
Sigue leyendo

El impacto del coworking en el futuro del trabajo

El coworking encierra muchas definiciones y, en su desarrollo y evolución, muta y se adapta …

Leer más

Todos tenemos creatividad

«Todos tenemos creatividad porque esta consiste en conectar puntos que ya existen»…

Leer más

Si continúas navegando en este sitio, aceptas nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar