Origami para una vida más saludable

Origami: la herramienta creativa para una vida más saludable

Entender nuestras emociones y saber gestionarlas es fundamental para nuestro bienestar. ¿Y si algo tan “sencillo” como plegar papel ayudase? A manejar el estrés, fortalecer el autoestima y la motivación, desarrollar la creatividad, reforzar la concentración o fomentar la inclusión… Elvia Ruiz y Daniela Izquierdo, madre e hija, utilizan el origami como una herramienta de diseño emocional, cognitivo, creativo y educativo. Llevan más de 10 años investigando los beneficios que este arte puede aportar a la salud, invitando a experimentarlo a quienes quieran transformar las emociones negativas en positivas. 

Daniela Izquierdo y Elvia Ruiz utilizan el origami como una herramienta de diseño emocional, cognitivo, creativo y educativo.

Daniela es host voluntaria en Impact Hub Picasso y una de las ganadoras de Columning, nuestro primer concurso de intervención plástica. Su obra Yeixpan —que significa “tres veces” en náhuatl, lengua que también ha utilizado para nombrar a su proyecto Apapacho Origami—, expuesta de forma permanente en el espacio junto con otras de sus piezas, nos inspira a diario.

Apapacho significa «acariciar con el alma». En México se utiliza para referirse a una caricia o un abrazo que va más allá de lo físico y conecta con lo emocional. La misma función que cumple el origami en este proyecto.

Daniela nos cuenta en qué consiste y cómo ella y Elvia llegaron a crear su Manual de origami como herramienta de estimulación cognitiva para adultos, orientado a mejorar la salud de personas con demencia y prevenir el desgaste de sus cuidadores y familiares. 

¿Cómo surgió la idea de investigar el origami como recurso para adultos?

A través de nuestra colaboración permanente desde el 2012 con la Asociación Mexicana de Alzheimer y Enfermedades Similares (AMAES), fuimos conscientes de la falta alarmante de material de estimulación cognitiva desarrollado y diseñado específicamente para adultos. Más aún sin estar infantilizado. Así surgió la idea de hacer un manual de origami, fruto de la investigación y el trabajo interdisciplinario entre diseño, origami, neuropsicología e ingeniería.

El objetivo de este manual es proponer una alternativa no farmacológica para la estimulación cognitiva de personas con demencia y prevenir el desgaste emocional y cognitivo de cuidadores y familiares. Todo ello, usando el origami para generar un estado de atención y acción simultánea y promover la relajación psicológica y fisiológica de quien lo practica.

Hemos querido que los ejercicios que incluye resulten atractivos para ambos —adultos con demencia y cuidadores—, sin necesidad de que tengan conocimientos previos de origami. Representando formas sencillas, colores y patrones modificables y adaptando el grado de complejidad a las circunstancias de cada persona. 

Ejercicios de origami

Algunos de los ejercicios del manual

¿Qué beneficios tiene el origami para la salud?

Según indica Adela Hernández Galván, neuropsicóloga, doctora en Psicología e investigadora en la Universidad Autónoma de Morelos, el origami es una actividad que involucra muchos procesos cognitivos. Entre los principales están: las gnosias viso-espaciales y las praxias constructivas; componentes atencionales como la focalidad atencional, la concentración y la atención sostenida (de esta manera, las personas emplean todos sus recursos cognitivos en la figura o modelo que están construyendo, dando un descanso a su cerebro de pensamientos repetitivos tóxicos o estresantes); además, el hecho de tener que seguir instrucciones mientras éstas se ejecutan, estimula la memoria audio verbal inmediata.

¿Cómo está siendo vuestra experiencia con este proyecto?

En nuestra experiencia con el origami hemos trabajado con niños y adultos de diferentes edades en talleres, escuelas y universidades. También con alumnos particulares, grupos de inclusión, así como adultos con diferentes circunstancias de salud.

Las personas emplean todos sus recursos cognitivos en la figura o modelo que están construyendo, dando un descanso a su cerebro de pensamientos repetitivos tóxicos o estresantes.

En este tiempo hemos notado que las figuras tradicionales, incluso las sencillas, suelen ser complejas para quien nunca ha doblado papel. O que algunas personas mayores además tienen la idea de que el origami es para niños y se niegan a participar en los talleres. Por eso cuando por fin se animan es muy importante que quien explique la figura, además de dominarla, sea capaz de describir los pliegues claramente.

Uno de nuestros estudiantes de un programa de inclusión trabajando un ejercicio del manual

Nos sentimos muy afortunadas por este tándem maravilloso que nos ha permitido trabajar, investigar y desarrollar el origami de formas muy diversas, uniendo nuestras profesiones (en educación y diseño) y fusionando conocimientos. 

¡Estamos muy satisfechas y emocionadas por las oportunidades que nos han surgido desde que creamos este manual! Ahora, tras haber practicado estos ejercicios con personas con discapacidad intelectual, estamos desarrollando nuevas actividades para incluir en un libro que esperamos publicar muy pronto.

¿Qué te ha aportado ser host en Impact Hub?

Me ha dado la oportunidad de difundir mi proyecto mediante la exposición de algunos de mis trabajos en el espacio de Picasso. Pero sobretodo, de conectar con otros emprendedores y empresarios con los que he podido colaborar. Por ejemplo, en la creación de una casa de origami con papel reutilizado junto con Mariana Pérez Grassi, de Habitar Sostenible

Pertenecer a un equipo cuyos pilares son la colaboración o la búsqueda del bienestar común, sin duda ha sido uno de los mayores impulsos a mi iniciativa este año.

*Aquí puedes descargarte la versión completa del Manual de origami en español y en inglés.

Historias de Hosting: 17 casos de impacto, innovación y colaboración en Impact Hub Madrid

Daniela Izquierdo
Daniela Izquierdo

Daniela es licenciada en Diseño Industrial con especialidad en consolidación de empresas creativas, Máster en Innovación y Diseño y Diseño de Producto y candidata a Doctora en ingeniería por la Universidad de Durham.

“Mi experiencia con el origami es de más de 20 años. Al principio era parte de mi ocio. Pero más tarde, cuando profundicé en sus fundamentos compositivos, matemáticos y geométricos, comencé a explorar su potencial como herramienta creativa y educativa. Desde entonces, se ha convertido en el centro de mi investigación”.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Sigue leyendo

El futuro del trabajo ya está aquí

El Objetivo de Desarrollo Sostenible número 8 promueve el crecimiento económico sin dañar el…

Leer más

Una nueva economía al servicio de las pers…

Entre otras muchas sabias citas, Albert Einstein nos dejó un claro mensaje: «Locura es …

Leer más

Si continúas navegando en este sitio, aceptas nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar