Coworking

24.Ago.2021

Por qué tu negocio necesita una comunidad digital

Los coworkings no solo ofertan espacios físicos para celebrar eventos y fijar una oficina habitual, sino que además posibilitan el acceso a las comunidades virtuales. Y es que el concepto de comunidad es el pilar que da sentido a la existencia de los espacios compartidos. Estando en remoto, estas estructuras garantizan la cooperación, la celebración de reuniones y la práctica del networking.
Por qué tu negocio necesita una comunidad digital

Para no perder el toque humano, las comunidades digitales se regulan bajo la batuta de los moderadores, que guían a los integrantes en el desarrollo de sus negocios y les ponen en contacto con profesionales de relevancia. La meta no es otra que potenciar a los empresarios emergentes, llevándolos al siguiente nivel. 

Los miembros de la comunidad pueden participar en cualquier momento y en cualquier lugar, siempre que tengan acceso a Internet. Muchos profesionales no tienen tiempo para acudir físicamente a encuentros, reuniones, eventos o presentaciones. Las plataformas de participación online resuelven este problema al permitir un acceso 24 horas 365 días al año.

En el siguiente post te explicamos por qué tu empresa debería apostar por una comunidad digital: 

 

Por qué tu negocio necesita una comunidad digital Las comunidades online impulsan la productividad

Las comunidades virtuales facilitan la colaboración profesional en tiempo real. A través de videoconferencias, estos espacios digitales son verdaderamente productivos. La colaboración es inmediata, posibilitando el intercambio de materiales y la difusión de información sensible de forma segura. En todo momento se mantiene el espíritu de trabajo en equipo, potenciando la camaradería, la motivación y la confianza. 

 

Las comunidades online son una oportunidad para hacer contactos

Uno de los mayores beneficios que aportan estos colectivos digitales es la oportunidad de conectar con otras personas. Si trabajas en ambientes aislados o endogámicos, estás perdiendo la oportunidad de generar conexiones de valor. A veces, lo único que le falta a una pequeña empresa es la chispa que puede aportarle un profesional de otro ámbito.

 

Las comunidades online son un estímulo para la creatividad

Trabajar con otras personas y exponerse a nuevas perspectivas es la gasolina que impulsa la creatividad. La visión que aportan los perfiles multidisciplinares es indispensable a la hora de considerar nuevas soluciones y alternativas. 

 

Las comunidades online contribuyen al aprendizaje continuo

Conectarse a una comunidad online permite estar en contacto con nuevas tendencias, herramientas y disciplinas. La formación continua es uno de sus pilares, por lo que es habitual la celebración de cursos y bootcamps. Esto genera inputs constantes, posibilitando que los empleados actualicen sus competencias. 

 

Las comunidades online promueven la celebración de eventos

En este marco se organizan eventos y talleres para dar un impulso a las empresas que integran el colectivo. Mes a mes se actualizan los calendarios con propuestas e iniciativas, consiguiendo que los miembros puedan compartir su know-how. 

 

Las comunidades online facilitan conseguir clientes

Estar en contacto con otros profesionales es el caldo de cultivo perfecto para generar alianzas. No es nada extraño que un arquitecto pueda necesitar los conocimientos de un experto en marketing digital, o que un especialista en marketing digital precise de los servicios de un organizador de eventos. Cuando se juntan disciplinas aparentemente dispares, aparecen oportunidades de trabajo y nuevas fórmulas de colaboración. 

 

Las comunidades online están cuidadosamente moderadas

Por qué tu negocio necesita una comunidad digital

Una comunidad bien gestionada es un emplazamiento agradable para todos los participantes. Esto es esencial para generar sinergias y preservar un ambiente positivo. 

En este sentido, el papel que juega el moderador es indispensable. Este coordinador ha de ser capaz de controlar las conversaciones, mantener la armonía y proporcionar la libertad que los integrantes necesitan para expresarse como desean. 

Los miembros deben sentir que la comunidad es un lugar que les respalda, en el que pueden compartir sus conocimientos y opiniones sin ser reprimidos, al tiempo que respetan unas directrices básicas de convivencia. 

 

Las comunidades online ponen fin a las barreras físicas

Colaborar desde cualquier lugar es un plus para todo proyecto o empresa que se precie, ya que se eliminan las tradicionales limitaciones físicas. Esta ventaja incrementa notablemente las posibilidades de crecimiento, gracias a las sinergias que se generan en entornos permanentemente conectados. Dentro de este ámbito encontramos  Conecta Digital de Impact Hub, que posibilita interactuar con comunidades localizadas en Madrid y en más de 100 ciudades del mundo. Una oportunidad única para tomar contacto con otros profesionales de diversos sectores, a través de eventos virtuales, feeds de actualidad y clusters de temas específicos (como sostenibilidad, tecnología, talento, etc).

 

¿Qué puede hacerse en una comunidad digital?

  1. Pausa para el café. No hace falta que acudas presencialmente a una oficina para poder charlar con la gente de la comunidad. Puedes recrear algunas de esas conversaciones espontáneas y casuales con la misma espontaneidad. La distancia geográfica ya no es una barrera.
  2. Almuerzo y aprendizaje. Abre una sala de Zoom a mediodía y solicita que un compañero comparta información o conocimientos sobre un tema específico. De esta manera, es fácil e instantáneo disfrutar de un lunch and learn.
  3. Charlas de expertos. Toda comunidad está llena de expertos versados en distintas materias. Aprovecha a uno de ellos para dar una charla virtual.
  4. Paneles de discusión. Reúne a algunas personas, escoge un tema del que todos puedan hablar con cierta experiencia y tendrás los ingredientes para un buen panel de discusión.
  5. Talleres. Ayuda a tu equipo a aprender una nueva habilidad o a mejorar sus conocimientos con un taller virtual.
  6. Sesiones de Mastermind. Las mejores comunidades de coworking colaboran y se ayudan mutuamente para resolver problemas. Las sesiones virtuales de mastermind dan a los miembros la oportunidad de pedir a los demás su opinión sobre un reto u oportunidad
  7. Proporcionar una mejor experiencia a los participantes:

Contenido interactivo: Los formatos interactivos posibilitan visualizar las propuestas y proporcionar un mayor intercambio.  

Vídeo: El vídeo es el formato por excelencia. Se puede emplear para comunicar las novedades o plantear formaciones 

 

Clientes, empleados, socios, proveedores, colaboradores, las organizaciones gestionan múltiples grupos de interés en su día a día. Hacerlo de manera organizada y dinámica permite crear comunidades vivas, híbridas y con un propósito compartido.

Impact Hub Madrid
Impact Hub Madrid

El lugar donde REemprender el cambio

Suscríbete a nuestro blog

Recibe en tu email los contenidos que publiquemos en nuestro blog.

  • Impact Hub Madrid tratará tus datos únicamente para tramitar tu solicitud. Puedes conocer cómo ejercer tus derechos de acceso, rectificación y supresión en nuestra Política de Privacidad