La fundación de apicultura, Apiform, para la inclusión social, el proyecto para transporte de personas mayores Freebird Club, y la plataforma de coches adaptados compartidos, Wheeliz, han sido nombrados los ganadores del Concurso Europeo de Innovación Social 2015.

Los tres proyectos finalistas , que demostraron la capacidad de aportar “nuevas formas de crecer” en Europa, comparten un premio  de 150.000€.

Los proyectos han sido seleccionados de un total de 1.400 solicitudes de más de 40 países y ofrecen innovadoras propuestas para responder a la temática de este año: “Nuevas maneras de crecer.” Para su elección, los jueces se basaron en el potencial de las ideas para aumentar no solo el valor económico, sino también el progreso social de los ciudadanos, las Administraciones y las empresas privadas.  

Los tres ganadores ponen de relieve las cuestiones sociales y ambientales que más preocupan a los/as europeos/as: el envejecimiento poblacional, la inclusión social y la accesibilidad de forma creativa.

Apiform, procedente de Bosnia, ofrece a las personas con movilidad reducida la posibilidad de participar de los beneficios de la apicultura mediante el diseño de colmenas accesibles desde un nivel inferior (a la altura de una silla de ruedas). Su objetivo es replicar el modelo a otros países para fomentar el espíritu empresarial, la inclusión social, al tiempo que contribuye a la repoblación de abejas en Europa.

Freebird Club es una iniciativa de viajes diseñada para mayores de 50 años. Nacida en Irlanda, la idea se basa en los principios de la ‘economía colaborativa’ para abordar cuestiones prácticas como la soledad y la sostenibilidad financiera que requieren las personas mayores. Freebird Club ofrece una nueva forma de viajar para los adultos mayores, a partir de un modelo de membresía.

Wheeliz resuelve el problema de accesibilidad e inclusión dentro de la industria del transporte a través de una plataforma de coches adaptados compartidos. El transporte público en muchas ciudades no es accesible para los usuarios de sillas de ruedas, y el uso de los servicios especializados como el taxi, no suponen una alternativa asequible. Wheeliz tiene como objetivo crear una flota de los 100.000 vehículos adaptados para usuarios de sillas de ruedas que existen aproximadamente en Francia, con la esperanza de internacionalizarlo al resto de Europa.

El concurso se lanzó en memoria del innovador social Diogo Vasconcelos, con la idea de generar nuevos modelos de crecimiento en Europa. Este año, se partió de las cuestiones que más preocupan a los europeos: la inclusión social, la educación, los jóvenes, el empleo, la salud y el envejecimiento, el cambio climático, los residuos de alimentos y el medio ambiente.

Daan Weddepohl, jurado de la final y fundador de la plataforma colaborativa Peerby afirmó: “Todos los jueces estaban muy impresionados con la calidad de los participantes. Tanto los semifinalistas como los finalistas deben entender su preselección como un sello de credibilidad y aprobación de sus proyectos”.

“La selección de los tres ganadores de este año fue muy difícil, pero se tuvo en cuenta la capacidad de las ideas para potenciar el crecimiento en sus comunidades locales y globales, así como su potencial para hacer frente a los problemas sociales que nos afectan a diario. Deseo mucha suerte a los ganadores. A los que no llegaron a la final, que sepan que el concurso no termina aquí. Disfrutad de la increíble red de innovadores sociales que se han reunido en el último año, seguid participando en la comunidad de la innovación social en vuestro país y en toda Europa, y continuad trabajando duro para producir cambios positivos a vuestro alrededor.”

Como parte de su experiencia los 3 ganadores – junto con otros 27 semifinalistas – participaron en la academia de la innovación social, organizada por uno de los finalistas de la edición 2013: el Hotel Magdas. Desde su participación en el concurso, Magdas regenta con éxito un hotel de 78 habitaciones en Viena, ofreciendo empleo y formación a los refugiados y solicitantes de asilo procedentes de más de 14 países.

Uno de los semifinalistas de este año fue el  proyecto madrileño, y miembro de Impact Hub Madrid, BUYears, que propone acabar con la obsolescencia programada a partir de nuevos patrones de consumo.

Georgi Lossmann-Iliev responsable de Magdas Recycling y miembro del equipo fundador de Magdas Hotel afirmó: “Hemos recorrido un largo camino desde que participamos en el Concurso en 2013. Este año los ganadores, finalistas y semifinalistas tienen un gran futuro por delante, gracias, en parte, al apoyo de la Comisión Europea, pero también acreditados por su propia determinación y creatividad. ”

“El concurso ha demostrado que la innovación social está viva, y seguirá impulsando a los europeos para crear y adaptarse con un objetivo doble: crecer y progresar. Ha sido un viaje asombroso hasta ahora y, al ver que el Concurso se dirige hacia su 4ª edición, estamos aún más emocionados de ver lo que está por venir”.

Por motivos de seguridad, la ceremonia de entrega de premios prevista para el día 25 de noviembre en Bruselas, tuvo que ser anulada. Los ganadores fueron anunciados en directo el día 26 de noviembre a través del siguiente vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=ivYOLpmVyUc

 

Para obtener más información sobre el concurso, visita la web de la Comisión Europea. 

Para los detalles completos de los ganadores, finalistas de este año y semifinalistas visita Nesta.

 

 

 

Para más información sobre ediciones anteriores:

Edición 2014

Edición 2013

 

 

Logo Madrid Blanco - Impact Hub

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…

Logo Madrid Blanco - Impact Hub

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…