¡Adios 2010! ¡Adios 2010!

El viernes pasado fue el día elegido para despedir el año en el Hub Madrid. Preferimos adelantarnos al frenesí de los últimos días del 2010 y tomarnos con calma el día 10. Con el objetivo de no molestar a los vecinos, nos dimos cita a las 20:00 y debemos destacar la que puntualidad de algunos ha sido remarcable. Nos sorprendió gratamente la acogida que tuvo la iniciativa y las ganas de compartir la especialidad de cada uno, ya que muchos trajeron verdaderas delicias que iban desde tradiciones familiares hasta religiosas o regionales.

Thomas, la ensalada alemana, Benoît sus crepes, guacamole de Roxane, Ainara y sus madalenas saladas, el mojo picoso de Cris,, las patatas arrugadas de Sergio, Iñigo con humus, la señora del paté de mejillones, la pareja con los dulces judíos, Nikohl y su lasagna, el pan d’or de Tessa, la tortilla de patata de la Madre de César, la pasta frola de Sole y las 150 croquetas de Mario Soriano. ¡Gracias a todos!  Comenzamos contando la historia de cada plato o qué significaba para nosotros, de dónde venía o quién nos enseñó a hacerlo.

Así dimos por iniciada la noche que siguió a la luz de las velas con música de Anxo Pérez y sus amigos, quienes tocaron temas navideños en inglés mayormente. Animaron tanto a la audiencia a participar, que hubo que cambiar el idioma y el repertorio cuando Paula y Max se animaron con una ranchera y Sophie con una canción griega.

Los minutos, el vino, la cerveza y las conversaciones fluyeron con sentido, además de un verdadero sentimiento de comunidad que se fortalece, que se acompaña y que se apoya, lo que nos anima a trabajar con más energía el año que viene.

Llegó la hora de los regalos (todos habíamos sido convocados a traer algo de menos de 5 euros para regalar a otro miembro) y mientras llenábamos las copas para un brindis nos fuimos colocando frente a alguno de los paquetes o bolsas frente a la barandilla del altillo, casi no cabemos todos! Max nos guió con unas palabras de agradecimiento y ánimo ante las oportunidades que se nos presenten (o generemos) el año que viene.

La apertura de regalos entre gente adulta siempre es divertida: el brillo en los ojos y la expectación siguen estando igual que cuando éramos niños. Romper el envoltorio, descubrir un pez, un libro, unas orejeras para el frío, un adorno para la entrada de casa, una botellita de cava con caviar, una película de terror, un juego de café, estabolsatienetela.com, una libreta moleskine, un sinfín de objetos de diferentes tamaños, colores y propósitos.

Terminamos la noche con un baile de swing de Anxo y Belén, quienes nos transportaron a la magia de otra época. Antes de cerrar, nos sentimos nuevamente como en casa: todo el mundo a recoger y fregar! Si tienes fotos, envíanos las mejores a madrid.hosts@the-hub.net o directamente etiqueta a Hub Madrid en Facebook.

logo-impact-hub-madrid-blanco-peq

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…

logo-impact-hub-madrid-blanco-peq

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…