“Cuéntame un cuento y verás qué contento,

me voy a la cama y tengo lindos sueños”

Así empieza la canción de un conocido grupo español. Sí, los cuentos y las historias nos gustan. Como sostenía durante el último Business Clinics “Storytelling. Historias que enamoran” el Grupo Comunicating: “Somos una especie  en la que no podemos desvincularnos del contacto con los relatos. Las historias transmiten valores y conocimiento, adoctrinan y mueven voluntades”.

Cesáreo Martín y Montse Botella repasaron las aplicaciones, utilidades y evolución de esta técnica de marketing a lo largo de la Historia. Y es que contando historias –con minúsculas- se consigue un punto crucial para conectar con la audiencia, el cliente y el ciudadano y alcanzar el objetivo deseado: la fidelización, la venta, la sensibilización, la motivación, la adoctrinación, etc. .

Reagan, Obama, Sheryl Sandberg o Richard Branson, entre otros, lo han sabido hacer muy  bien.  Si pero ¿Cómo han conseguido despertar la emotividad y ser unos hachas en storytelling?

Probablemente, comunicando un mensaje caracterizado por ser :

  1. Sencillo, concreto y bien vertebrado para que no de lugar a malinterpretación o sobreinterpretación.
  2. Cierto. “La realidad vende mucho más que la ficción y conecta mejor con el público”. Si es posible hay que ofrecer datos comprobables y citar fuentes en el hilo del relato

3. Verosímil para la audiencia, lógico y racional.

4. Fácil de contar y de transmitir a entornos complejos

5. Incluyendo un problema (un conflicto) y una solución (o llamada a la acción).

6. Siguiendo pautas de concisión, emotividad, estructura, ficción y coherencia del mensaje con la actitud de tu empresa.

7. Constructivo

8. Fácil de interiorizarse porque ahí está la clave

9. Apelando a emociones: el humor suspense, repulsión o el enfado.

10. Con un tono pertinente para penetrar en la mente del receptor del mensaje y conseguir su perduración en el tiempo.

 

Una vez construido el mensaje solo es preciso seleccionar los formatos y canales adecuados de transmisión, medir el grado de efectividad conseguida, y pulir la puesta en práctica de esta técnica de marketing tan literaria progresivamente.

logo-impact-hub-madrid-blanco-peq

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…

logo-impact-hub-madrid-blanco-peq

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…