Ya sean las nuevas tecnologías, la actual situación económica que nos hace tender hacia el ahorro, o el cambio a una mentalidad más abierta y consciente a la hora de consumir, lo cierto es que en los últimos años cada vez están apareciendo más iniciativas que promueven la colaboración como base de nuestro consumo.

Como desde el HUB estamos siendo testigos del crecimiento de estos proyectos, les hemos querido preguntar a nuestros miembros que están impulsando este tipo de empresas sobre su opinión acerca de este sector. María Félez, ganadora junto con sus compañeros de la I Edición de Comprometi2.0 por su proyecto Transportemos, nos cuenta que “lo realmente importante de este tipo de iniciativas es el cambio de mentalidad que se está promoviendo hacia la confianza entre usuarios: el individualismo deja de ser importante y empezamos a confiar en la colaboración para encontrar ventajas que como personas solas no conseguiríamos”. Para María, simplemente “se trata de abrir el círculo de confianza que ya se tiene con tus contactos cercanos y extrapolarlo a gente que comparte tus valores, encontrando grandes beneficios”. Actualmente María está explorando a través de su proyecto Transportemos la forma en que las empresas pueden beneficiarse de esta forma de consumo y buscar sinergias y colaboraciones entre ellas dentro del mundo de la logística.

Para nuestro miembro Carlos de la Varga, co-fundador de The Hometrotters, “el consumo colaborativo ha existido siempre porque se basa en el trueque, lo que ocurre es que hoy en día internet y las redes sociales permiten explotar de manera global lo que antes sólo se podía hacer a nivel local”. Una de las cosas que señala este impulsor del intercambio de casas, es el factor sorpresa que se encuentra en esta forma de consumir, más allá del mero ahorro económico, puesto que “en la mayoría de los casos hay un enriquecimiento personal al  hacer nuevos contactos y amigos”.

Nuestro miembro Vincent Rosso, CEO de Blablacar para España y Portugal y miembro del HUB desde sus orígenes, comparte mucho de lo que comentan Carlos y María. Vincent quiso compartir su opinión acerca de este sector más profundamente en el último número del magazine del HUB Global en el artículo “The Power of Collaboration”.

Pero no solamente HUB Madrid está siendo testigo del crecimiento de este tipo de proyectos, también a lo largo de la red internacional de The HUB Network encontramos proyectos como Electric Feel, plataforma para compartir vehículos eléctricos dentro de la ciudad, Refiller, Stuff Book o Poly Port, en HUB Zurich, B-U-T, WeGo o Peerby en HUB Amsterdam, o Collaboriamo y los diversos eventos que se están organizando desde HUB Milán sobre “sharing economy” con la Trade School Milano o con los organizadores de The Global GovJam.

Además, plataformas como OuiShare, nacida en Francia y con la que ha colaborado Blablacar en diferentes encuentros, o Shareable Magazine en Estados Unidos, están impulsando este tipo de iniciativas que se calcula que mueven ya 370.000 millones de euros en el mundo.

En definitiva, como dice Vincent, se trata de proyectos que pretenden “re-imaginar y re-inventar soluciones para el futuro”. Y es que, el consumo colaborativo es innovación social en estado puro.

logo-impact-hub-madrid-blanco-peq

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…

logo-impact-hub-madrid-blanco-peq

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…