Artículo traducido del texto original elaborado por Bridge for Billions 

Al aumentar la ambigüedad y la dificultad de diferenciar entre incubadoras y aceleradoras, desde Bridge for Billions queríamos aclarar las diferentes definiciones existentes y contarte la nuestra.

La línea que divide las incubadoras y las aceleradoras es muy borrosa. Haz una búsqueda rápida en Google de “incubadoras vs. aceleradoras” y obtendrás más de 350.000 resultados y muy poco consenso sobre lo que significa ser una u otra.

Algunas personas dicen que las incubadoras son para startups o empresas de reciente creación, y las aceleradoras son para empresas en fase de crecimiento. Otros dicen que las incubadoras son programas a largo plazo, mientras que las aceleradoras ofrecen un servicio por un periodo limitado.

Hay quien, incluso, diferencia entre ambas afirmando que las incubadoras no tienen fines de lucro y están financiadas con fondos públicos, mientras que las aceleradoras son utilizadas para invertir en la etapa inicial de la creación de empresas. Esta ambigüedad provoca problemas para muchos emprendedores.

A continuación analizamos los principales criterios de diferenciación entre incubadora y aceleradora.

Basado en la madurez del proyecto

Aceleradoras vs Incubadoras

Hay quienes diferencian las incubadoras y los aceleradoras basándose en la madurez del proyecto. En este caso, las incubadoras se dirigen hacia startups, mientras las aceleradoras se centran en la escalación de empresas. Si bien ambas opciones proporcionan orientación y mentoría, la fase de evolución en que se encuentra la empresa altera este criterio.

Las incubadoras tienen el propósito de fomentar nuevas empresas a través de las fases iniciales de su proyecto. Proporcionan mentoría que permite a estas empresas de nueva creación, analizar su potencial cliente, crear prototipos y desarrollar su producto, y crear un plan de negocio.

Lo que diferencia incubadora de aceleradora es la etapa en la que están las empresas cuando son aceptadas en uno u otro programa.

Es en las incubadoras donde realmente las empresas establecen sus bases. Las incubadoras ayudan a los empresarios a descubrir y fortalecer su producto para que sea viable.

Las aceleradores, por el contrario, se centran en la escalación de empresas, es decir, en las empresas -en fase de crecimiento- que ya han desarrollado un prototipo, desarrollado el proyecto, planeado su modelo de negocio, y han analizado su cliente. Son empresas que ya tienen una base sólida, y están buscando una mayor tracción de negocios, así como una primera inversión.

Las aceleradores proporcionan mentoría a medida que ayuda al crecimiento de estas empresas. Ambas entidades pueden proporcionar espacios de coworking, asesoramiento jurídico, y conexiones, pero lo que las diferencia es la etapa en la que están las empresas cuando son aceptadas en uno u otro programa.

 

Basado en la duración de sus servicios

Otros diferencian entre las incuAceleradora e incubadorabadoras y aceleradoras basándose en la duración del programa. Aquellos que usan esta diferenciación creen que las incubadoras tienden a ser proyectos a largo plazo, mientras que las aceleradoras están limitadas en el tiempo. Las incubadoras se basan en las necesidades de las empresas, y no tienen límite de tiempo en la prestación de servicios de incubación. Las empresas
pueden incubarse durante el tiempo que consideren necesario.

Las aceleradoras sí están limitadas por el tiempo. Esto significa que las aceleradoras tienden a proporcionar formación intensiva durante un periodo limitado de tiempo (3-6 meses normalmente). Las aceleradoras tienen el propósito de dar a los empresarios el impulso necesario para lanzar con éxito su empresa al mercado.

Basado en el modelo de negocio 

Aunque este criterio no se ve tan frecuentemente, Aceleradora e incubadorase considera como la verdadera distinción entre las incubadoras y las aceleradoras. Los que hacen esta distinción creen que las incubadoras deben ser sin fines de lucro, y no deben ser accionistas de esas empresas. Las incubadoras deben ser financiadas con fondos públicos con el objetivo de impulsar los negocios locales. Las aceleradoras, por otro lado deben tener participaciones de las empresas que se aceleran. También sirven a los empresarios para encontrar posibles inversores en sus empresas.

En Bridge for Billions creemos que la diferenciación se debe basar en la madurez del proyecto. Creemos que lo que marca la diferencia entre incubadoras y aceleradoras es el tipo de empresas al que te diriges. Somos una incubadora en la que aseguramos que los empresarios reciban la orientación necesaria. A los emprendedores en fase temprana les ofrecemos las herramientas necesarias para desarrollar un plan de negocios sólido, con o sin conocimiento previo de negocios, y los conectamos con mentores personales en todo el mundo, para ayudar a estos empresarios a crecer con éxito. Ninguna idea de negocio debe fracasar debido a la falta de apoyo, y nuestra plataforma proporciona a los empresarios el apoyo necesario para conseguir poner en marcha su negocio.


Desde Impact Hub, junto a Bridge for Billions, hemos puesto en marcha Bridge for Spain, un programa online de incubación de 3 meses que proporciona una visión más clara de la estrategia del negocio y ayuda a los emprendedores a aumentar su seguridad en la toma de decisiones a medida que desarrollan sus proyectos. ¡Pruébala!

Logo Madrid Blanco - Impact Hub

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…

Logo Madrid Blanco - Impact Hub

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…