No creo que existan casualidades. Para mi los eventos son resultados de nuestras acciones. Antes de venir a Madrid me entraron ganas de organizar un TEDx allá a donde vivo en India. Por otro lado, tuve un lindo contacto con Hub en Brasil y cuando planeaba mi viaje a España estaba segura que quería “conectarme”  con los “hubbers” de aquí. Pues un TEDx en el Hub, fue el resultado más perfecto que podía yo esperar.

Diversidad y pasión, en mi opinión, fueron los dos ingredientes fundamentales del evento. Empezando por los participantes de diferentes backgrounds y llegando a los ponentes, que compartieron con nosotros desde temas como nuevas energías  hasta el valor simbólico del pan. Descubrí el Amaranto (comida de la cual me enamoré) y que si se puede hacer cine de una manera diferente (Nicolás Alcalá y su proyecto El Cosmonauta).

Pero no solo de presentaciones se hace un TEDx y ahí vamos a mi segundo ingrediente. La organización trasmitió mucha seguridad y pasión y  los miembros del Hub hicieron que la palabra “host” fuera expresada en su más puro significado. De nuestras charlas salieron: una visita, un desayuno y muchas ideas. La guinda de la tarta fueron los demás participantes, he conocido a personas muy lindas y con mucho que contar.

Metafóricamente veo esta experiencia como la de una plantación, TEDx en realidad no se ha terminado, pues lo que ha hecho ha sido plantar una semilla, creando una red de personas con las que compartir y sumar en el camino de hacer realidad el sueño de construir un mundo más feliz.

logo-impact-hub-madrid-blanco-peq

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…

logo-impact-hub-madrid-blanco-peq

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…