Para unos desconexión. Para otros ¡oportunidad!

Julio y agosto no tienen por qué significar parón. En absoluto.

Son meses en que uno puede elegir entre:

Hacer lo mismo que la gran mayoría, preparar la maleta, las cremas y pasar las vacaciones tostándote bajo el sol

O

Coger la lista de tareas pendientes que se resisten,  ponerlas en marcha, y descansar los fines de semana disfrutando el buen tiempo y los días largos. Aunque no te vayas lejos de vacaciones ¡Siempre puedes ir al pueblo! Pueblo solo hay uno…

¿Cómo aprovechar estos meses veraniegos?

  1. Reciclándote. En Madrid hay gran cantidad de cursos intensivos que seguramente supongan un empujón importante a tu formación de cara al nuevo curso. Si haces un curso online, podrás estudiar desde Impact Hub Madrid, donde como sabes, encontrarás un espacio amplio, silencioso ¡y fresquito!
  2. Arrancar ese negocio en el que tantas veces has pensado. Puedes ir allanando el terreno (los inicios son tediosos), y comenzar septiembre con muchos pasos avanzadosY si tu idea pertenece al sector servicios, mejor que mejor. El verano es la época más idónea para este sector.
  3. Si ya has emprendido aprovecha para  “testear” y hacer experimentos. Todo vale. En esta época los consumidores están abiertos a probar cosas nuevas. ¡Ahí entras tú y tú producto!
  4. Aprovecha a hacer contactos, dedicar tiempo a quien no sueles dedicarlo y descubrir nuevos talentos de personas que tienes a tu alrededor.
  5. El verano es una buena ocasión para fichar a nuevos profesionales. Muchos estudiantes han terminado sus estudios en junio y están deseando aprovechar estos meses para practicar todo lo que han aprendido durante su formación.

 

¿Quién dijo playa?

Imapct Hub Madrid abre los meses de julio y agosto para ofrecerte un espacio para aprovechar el tiempo, formarte, hacer conexiones y darle un nuevo aire a tu proyecto.

Logo Madrid Blanco - Impact Hub

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…

Logo Madrid Blanco - Impact Hub

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…