De los videojuegos y el entretenimiento, la realidad virtual (RV) ha pasado a otros muchos sectores: sanitario, aeroespacial, artístico, etc. Es aún una tecnología con multitud de posibilidades por explorar, como la iniciativa española, The Machine To Be Another, premiada por la Comisión Europea en el Concurso Europeo de Innovación Social 2016 por poner la realidad virtual al servicio de la integración social de personas refugiadas.  

Se trata de una experiencia inmersiva en la que cualquier persona puede -prácticamente- vivir en primera persona la situación por la que pasa un inmigrante o un refugiado. 

The Machine To Be Another Como afirma su cofundador, Phillipe Bertrand, el objetivo de la plataforma es generar empatía, tolerancia y respeto. “Mi madre solía decirme Ponte en los zapatos del otro y pensé, Imagina que 7 millones de personas en la tierra trataran de hacerlo, al menos un poquito. La realidad virtual permite vivir esta experiencia a través de los ojos del autor. Es decir, alguien de Barcelona puede verse en la vida de un refugiado senegalés, por ejemplo”.

Según se anunció el pasado 27 de octubre de 2016 en Bruselas, el proyecto recibirá 50.000€ para relanzar su proyecto y responder así al reto planteado en el Concurso Europeo que buscaba encontrar planteamientos creativos que permitan que los refugiados y los inmigrantes se integren y contribuyan a la vida social, económica, cultural y política de sus países de acogida.

The Machine to be Another invertirá su dicho premio en el desarrollo de un sistema escalable para compartir historias de refugiados e inmigrantes de todo el mundo en entornos educativos como bibliotecas, museos y otras instituciones culturales, a través de encuentros en 360º generados en tecnología de realidad virtual.

Alemania y Turquía, los otros 2 ganadores del Concurso Europeo de Innovación Social
Cucula y Project Virtuous Triangle han sido también ganadores del Concurso Europeo de Innovación Social 2016, seleccionados de un total de 1.095 candidatos de 36 países.

  • Cucula es un taller práctico y un programa educativo creado para y junto a refugiados y los migrantes en Berlín. Diseña, fabrica, produce y vende productos, proporcionando cualificación técnica en la producción de muebles a los participantes. Asimismo, ha implantado un programa de educación que incluye clases de alemán, asesoramiento jurídico y apoyo en la elaboración del CV y adaptación a la vida cotidiana en Alemania.
  • Project Virtuous Triangle se centra en la lucha contra la segregación en Turquía. A corto plazo, permite a los niños/as refugiados/as de primaria aprender el idioma local e ir al colegio gracias al apoyo de estudiantes universitarios turcos, y, a largo plazo, se les prepara para aprovechar las oportunidades futuras. El proyecto tiene como objetivo aumentar la colaboración entre empresas privadas, Gobierno, centros educativos e innovadores sociales para promover la cohesión de la comunidad y la solidaridad en edades tempranas.

Además, por primera vez, este año ha habido un cuarto galardonado con el ‘Premio Impacto’ de 50.000 € fue otorgado a la empresa social francesa, Love Your Waste, centrada en la reutilización de desperdicio de alimentos. Este proyecto fue semifinalista en el concurso de 2015, pero ha demostrado un impacto sobresaliente en el último año.

30 semifinalistas en la Academia de Innovación Social

Los 3 ganadores han sido elegidos de una lista de 10 finalistas que fueron seleccionados a partir de los 30 primeros semifinalistas que tuvieron la oportunidad de participar en una Academia de Innovación Social organizada en Berlín los días 4-6 de julio de 2016, junto con la Fundación BMW. Allí, pudieron aterrizar sus ideas y perfilar su plan de negocio junto a expertos en innovación social.

Para Philipe, esta experiencia supuso un impulso definitivo en el que además de ampliar su red de contactos, aprendieron a monetizar su producto, conocieron modelos de recaudación de fondos, y adquirieron las herramientas para poder implantar su producto no solo en España sino también en el resto de Europa. Esta experiencia de aprendizaje junto a otros 30 proyectos de todo Europa supuso le hizo sentir que más que una competición estaban viviendo una colaboración

Se pidió a los 30 semifinalistas que presentaran un plan detallado explicando cómo iban a implementar su proyecto para lograr el mayor impacto. Sobre estos planes detallados, se seleccionaron 10 finalistas para competir por los 3 premios.

Futuros integrados

El Concurso Europeo de Innovación Social, que se organiza desde 2012 en memoria de Diogo Vasconcelos, político e innovador social portugués, propone un nuevo tema cada año con el fin de abordar diferentes retos a los que se enfrenta Europa.

En esta ocasión, partiendo del contexto en que nos encontramos con la llegada de más de un millón de refugiados e inmigrantes a Europa, la edición de 2016 hacía un llamamiento a los europeos para aportar nuevas ideas que fomentasen su integración.

La diversidad de la población europea ha contribuido a forjar los valores comunes y la identidad colectiva de Europa. Los cambios demográficos y la migración no solo suponen un reto, sino también una oportunidad para construir nuevas comunidades inclusivas e impulsar el crecimiento de la economía europea.

Además, muchos refugiados e inmigrantes tienen el potencial necesario para ser los próximos emprendedores e innovadores si cuentan con el apoyo necesario para desarrollarlo.

A través del tema «Futuros integrados», este concurso trataba de encontrar la innovación en productos, tecnologías, servicios y modelos que contribuyeran a la acogida e integración de los refugiados y los inmigrantes, como pueden ser ideas en torno a:

  • la educación y el desarrollo de capacidades;
  • el empleo y el espíritu empresarial;
  • el acceso a una vivienda y unos servicios sanitarios dignos;
  • la seguridad y los derechos humanos;
  • la cohesión comunitaria y la diversidad cultural.

El concurso contribuye a convertir las ideas más innovadoras en proyectos reales y a que tengan un impacto sostenible y está abierto a  personas, grupos y organizaciones de toda la Unión Europea y de los países que se han adherido al programa europeo Horizonte 2020.

Más información en la web: http://ec.europa.eu/growth/social-innovation-competition.

Twitter: @EUSocialInnov #diogochallenge

Acerca del Concurso Europeo de Innovación Social

El Concurso Europeo de Innovación Social, que ya va por su cuarta edición, lo organiza la Comisión Europea en toda Europa en memoria de Diogo Vasconcelos para premiar la actuación ante determinados retos. La edición de 2016 se celebra en torno al tema «Futuros integrados» y trata de encontrar la innovación en productos, tecnologías, servicios y modelos que puedan contribuir a la acogida e integración de los refugiados y los inmigrantes.

Organiza el concurso la Comisión Europea con el apoyo de Nesta, Kennisland, Shipyard, Impact Hub y Matter&Co.

Logo Madrid Blanco - Impact Hub

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…

Logo Madrid Blanco - Impact Hub

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…