“I love Madrid”. Nada Abshir,  nueva coordinadora del proyecto de expansión Impact Hub en África, hizo un paréntesis en sus vacaciones en nuestra ciudad, para unirse al aperitivo de comunidad, Wine Down, el 26 de junio. A través de un encuentro informal, la experta en Derechos Humanos y Relaciones Internacionales, mapeó los retos del emprendimiento social en el continente vecino. Tras ofrecerle un vermú muy castizo, nos cedió unos minutos extra para hacerle una breve entrevista.

Impact Hub Madrid. Nada, has trabajado para organizaciones internacionales como la ONU, Oxfam o Save the Children, ¿Cómo decidiste dar el paso para coordinar la nueva red de Impact Hub en África?

Nada Abshir: Después de muchos años trabajando en cooperación al desarrollo, empecé a cuestionar hasta qué punto este modelo ayudaba a la sociedad. Pensé que el único modo de ayudar a la gente era ayudarles a ayudarse a sí mismos. No puedes dar a la gente un paquete de comida y esperar que prosperen. Cuando Impact Hub apareció en mi vida, lo ví claro. Ofrece un modelo genial en el que creo en el que los emprendedores se ayudan entre sí para generar cambio.

El único modo de ayudar a la gente es ayudarles a ayudarse a sí mismos.

IHM: ¿Cómo pueden ayudarse los emprendedores entre sí?

N.A.: Por un lado creando espacios a nivel local. En África hay mucho talento. Hay mucha gente con ideas innovadoras pero que no pueden ponerlas en marcha por falta de recursos. Si las personas trabajan para ellas mismas, sus vidas son mejores y el mundo es mejor. Por eso, un modo de facilitar el trabajo a los emprendedores es la creación de un espacio físico donde puedan conocer ayudas y recursos a su disposición.

Por otro lado, utilizando la red social internacional de Impact Hub que permite el contacto con 11.000 emprendedores en todo el mundo. Aunque los problemas sociales sean distintos en diferentes países, las dificultades de los emprendedores muchas veces coinciden. Cuando nos demos cuenta de que tenemos más similitudes que diferencias entre naciones, entonces podremos trabajar juntos desde la igualdad.

IHM: Los Impact Hub en Accra, Bamako, Kigali y Jartum ya están en marcha. ¿Qué expectativas tienes de la trayectoria de los nuevos Impact Hub?

N.A.: Imagino el futuro ideal del siguiente modo. Que Impact Hub sigue creciendo en diversas ciudades y que la idea de una red global se convierte en realidad.

 

Cuando nos demos cuenta de que tenemos más similitudes que diferencias entre naciones, entonces podremos trabajar juntos desde la igualdad.

 

Pronto, emprendedores de Madrid, Caracas y Nairobi podrán compartir un mismo problema social y coordinarán el modo de solucionarlo de manera conjunta. Veo la red Impact Hub como una máquina de generación de cambio a nivel internacional.

 

Logo Madrid Blanco - Impact Hub

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…

Logo Madrid Blanco - Impact Hub

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…