Con su característico sentido del humor, Las Malas Lenguas dinamizan uno de los momentos preferidos de los hubits: el Wine Down. Nadie mejor que unos expertos en el lenguaje para verbalizar las inquietudes de los miembros de Impact Hub Madrid mientras se toma un vermú y se pica algo rico.
Esa es su cara conocida.
Pero en su día a día Las Malas Lenguas se dedican a dar un giro de 180º al método tradicional de la enseñanza de idiomas: los manuales no marcan el ritmo del aprendizaje ni las aulas limitan el espacio donde impartir la clase. Casi todo vale con tal de que el alumno cumpla su objetivo: aprender. Y pasar un buen rato. 
Conocemos los trucos y recursos de estos atrevidos habitantes del espacio Next.
Malas Lenguas
Impact Hub Madrid: ¿Qué hacen Las Malas Lenguas? 
Las Malas Lenguas: Son esas lenguas que extienden los rumores por doquier con el ánimo de cotillear… Ahora  en serio, Las Malas Lenguas es una escuela de español para extranjeros ubicada en Impact Hub Madrid, una escuela diferente, en la que aula y calle se combinan en una apuesta metodológica innovadora y experimental.
Creemos que aprender un idioma es una experiencia total de comunicación e inmersión que ocurre aquí y ahora. 
El idioma es algo vivo, en continua transformación, por eso no partimos de manuales sino  que creamos nuestros propios materiales junto a nuestros estudiantes y los actualizamos constantemente para estar siempre al día en temas  sociales, políticos y artísticos de Madrid.  Utilizamos todos los medios que tenemos a nuestro alcance para  que cada clase sea única; desde grabar cortometrajes (con entrega de Goya incluida), a conversaciones vía skype con Lupe, (una zapatista mexicana), a grabar canciones en español o a hacer teatro del oprimido  en el Retiro, invitamos a colaboradores externos a participar  en las  clases, etc. 
IHM: Habladnos de los inicios…
LML: Nos conocimos mientras estudiábamos para ser profesores de español y nos hicimos amigos. Poco a poco fuimos haciendo, buscando una forma de enseñar en la que sentirnos cómodos, diferente a la que habíamos experimentado en nuestras carnes y abierta a todo lo que se nos ocurriera. La idea fundamental era aprender en la calle, incluir la ciudad de Madrid, en la que están pasando tantas cosas y que tanto nos gusta en nuestras clases. Esa fue la base y a partir de ahí empezamos a probar, a testar clases en que incluíamos dinámicas, temas, materiales lo más creativos posible. 
Wine Down
Nuestras primeras clases gustaron mucho, tanto a los estudiantes como a nosotros, y aquí seguimos, con una metodología sólida y a la vez abierta a nuevas ideas.
IHM: Vamos a poneros caras: ¿Quién es quién en Las Malas Lenguas? 
LML: Nuestra forma de funcionar es estrictamente horizontal y abiertamente artesanal. En estos momentos somos tres profes, Vesu, Mon y Sandra. Para nosotros es fundamental estar bien coordinados ya que una de nuestras principales apuestas es alternarnos en las clases y dar clases juntos, para que nuestros estudiantes se beneficien de diferentes formas de enseñar y de ser. 
Además, ya que nuestro tipo de metodología requiere experimentación constante, búsqueda de nuevas actividades, juegos, experiencias etc. Trabajar en equipo es fundamental para que la creatividad fluya.
IHM: ¿Qué reto tenéis entre manos? 
LML: Este verano hemos estado probando sesiones piloto para adaptar nuestra metodología a la enseñanza de inglés, y en  septiembre comenzaremos a impartir clases también en inglés. Esperamos ampliar el equipo a nuevos profesores nativos de este idioma y contribuir a que los hispanohablantes superemos nuestro particular “miedo” a hablar en inglés.
IHM: ¿Por qué elegisteis Impact Hub Madrid para desarrollar vuestro negocio?  
LML: Desde Impact Hub Madrid nos apoyaron de forma absolutamente altruista dándonos el espacio físico y el ánimo, consejos e información útil para comenzar a probar las clases piloto hace ya más de un año. En septiembre, prácticamente al mismo tiempo que el espacio del Next nacía, nosotras decidimos formar parte, así que lo hemos visto crecer casi al mismo ritmo que Las Malas Lenguas. 
Para nosotros es el espacio perfecto, no se nos ocurre ningún lugar mejor para desarrollar nuestro proyecto, además de  todas las facilidades materiales, la excelente ubicación y el ambiente inspirador que nos contagia a nosotros (¡y a nuestros estudiantes!), la gente que habita el espacio nos encanta.
logo-impact-hub-madrid-blanco-peq

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…

logo-impact-hub-madrid-blanco-peq

Pero en
Impact Hub pasan muchas más cosas…