Skip to content

Un año innovando en salud

Hace ya un año que nos lanzamos a la aventura de congregar a personal sanitario, pacientes, emprendedores y grandes empresas en torno a la innovación en salud en nuestro Cluster for Patient Empowerment. Para celebrar este primer aniversario hemos recopilado los resultados de todas las sesiones de co-creación en una guía que pone en valor estos aprendizajes e invita al lector a la reflexión sobre los retos y oportunidades de la salud en el siglo XXI.

informe primer aniversario

El sistema sanitario actual se enfrenta a retos muy complejos, como pueden ser el envejecimiento, la cronicidad y la sostenibilidad del propio sistema.

Paralelamente, el mundo actual está inmerso en un proceso de transformación digital a gran escala de vertiginosa velocidad. Es la llamada “cuarta revolución industrial”, en donde los límites de lo físico, lo digital y lo biológico se difuminan y tienen posibilidad de interactuar entre si; lo que produce un gran impacto en nuestras vidas y en cómo gestionamos nuestra salud, con o sin enfermedad.

Ante este escenario de complejidad, pero a la vez repleto de oportunidades, necesitamos repensar cómo prevenimos, identificamos, resolvemos y tratamos los problemas de salud. Los continuos avances tecnológicos nos pueden ayudar a diseñar un sistema de salud sostenible que, manteniendo la universalidad, la equidad y la calidad, ponga el foco en el mantenimiento de la salud, la prevención de enfermedades y episodios agudos y no solo reactivo ante la enfermedad. Pero no es solo cuestión tecnológica. Si bien existe una visión bastante consensuada de lo que puede y debe ser el nuevo sistema de salud, es necesario sumar fuerzas para gestionar la transición hacia este nuevo sistema.

El nuevo sistema de salud del S. XXI se extiende, por lo tanto, mucho más allá de las fronteras actuales del sistema sanitario y se hace imprescindible evolucionar hacia un sistema de salud participativo en el que se involucren los ciudadanos, los profesionales sanitarios, la industria, el ámbito social y además incorpore nuevos agentes tradicionalmente no sanitarios como son las empresas, los centros educativos, los barrios, las ciudades; creando alianzas para abordar los grandes retos de la salud.

En este nuevo entorno, el ciudadano va a tener que asumir un rol mucho más activo en el mantenimiento y cuidado de su salud. Por otro lado, la experiencia, la opinión y el conocimiento del paciente tienen un valor primordial, pueden y deben incorporarse en el establecimiento de objetivos, de prioridades, en los procesos de innovación, desarrollo de productos y prestación de servicios, en la investigación.

El Cluster for Patient Empowerment es una alianza participativa, congrega a personas y agentes de diferente naturaleza que comparten visiones y provocan cambios en su entorno.

Carolina Rubio Miner, Coordinadora del C4PE

Scroll To Top

Si continúas navegando en este sitio, aceptas nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar