Una nueva economía al servicio de las personas y el planeta

Entre otras muchas sabias citas, Albert Einstein nos dejó un claro mensaje: «Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes». Tras diez años desde el inicio de la crisis económica, muchas personas siguen apostando por el actual modelo económico. Un modelo que se basa en el hiperconsumismo y la producción en cadena y en el que personas y planeta son consideradas externalidades. Si el profesor Einstein analizara la situación invitaría a mucha gente, con razón, a tratar su locura.

Por suerte muchas personas en todo el planeta están demostrando que podemos evolucionar como especie y transformar la forma en la que gestionamos nuestras comunidades, ciudades, el planeta. En definitiva, transformar la economía, eso que los griegos llamaron «oiko-gnomos» -las reglas que administran y gestionan el hogar -. Asistimos al emerger de las denominadas nuevas economías. Miles de personas, empresas, organizaciones y ciudades se suman a la economía circular, economía colaborativa, movimiento maker, economía del bien común, economía social, ciudades en transición, banca con valores y finanzas colaborativas, entre otras. ¿Qué tienen en común todos estos modelos? En el Foro NESI celebrado en 2017 más de 700 representantes de estos modelos coincidieron en que «la nueva economía estará al servicio de las personas y del planeta».

Todas las denominadas nuevas economías coinciden en que «la nueva economía estará al servicio de las personas y del planeta».

Esta sencilla afirmación supone una radical propuesta de cambio sistémico. Su aplicación a nivel de políticas públicas, estrategias empresariales y estilos de vida personales lo cambiaría todo. Solo a través de este cambio de visión podemos ser optimistas ante retos tales como los Objetivos de Desarrollo Sostenible o las amenazas del cambio climático.

¿Qué visión tiene esta nueva economía con respecto al futuro del trabajo?

A continuación, presento cuatro aspectos que reflejan el cambio de paradigma propuesto desde la nueva economía.

Reformulación del concepto «trabajo». Transitar desde un modelo que separa empleadores de empleados y productores de consumidores hacia otro en el que las personas forman parte de la propiedad y participan en la producción de los bienes y servicios que necesitan. Además, labores no remuneradas como el cuidado del hogar o voluntariados que generan valor social y ambiental pasarán a ser recompensados económicamente.

Del trabajo como necesidad y carga al trabajo con sentido. El trabajo pasa de ser algo necesario y con connotaciones negativas a ser un conjunto de tareas con sentido, motivadoras y que contribuyen a nuestra realización como personas. Cada persona debe preguntarse «¿qué me gusta hacer?, ¿cuál puede ser mi contribución a la sociedad?» y a partir de ahí formarse y alinear su desarrollo profesional con su evolución como persona.

Repensar la ecuación producción – distribución – consumo. Pasar de un modelo económico que arranca en la creación de oferta -producción en masa- y que desde esta intenta generar necesidades en las personas (hiperconsumo) hacia un nuevo modelo en el que las personas (demanda) se agrupan para satisfacer sus propias necesidades. Esto supone transitar hacia una producción y consumo consciente, local y, en muchos casos, colaborativa.

Del crecimiento como objetivo al crecimiento como medio. Debemos abandonar la idea de que todas las empresas necesitan crecer por crecer. La nueva economía propone que cada empresa busque el tamaño adecuado mediante el cual alcanzar su propósito y maximizar su impacto social y ambiental.

Lo más fascinante es que este cambio de modelo está ocurriendo aquí y ahora. La pregunta que debemos hacernos es si queremos ser meros observadores del cambio o, por el contrario, ser agentes catalizadores del mismo. Escucha tu corazón y, posiblemente, encuentres tu respuesta.

*Este artículo pertenece al ebook The Future of Work:

Diego Isabel La Moneda
Diego Isabel La Moneda

Director del Foro NESI de Nueva Economía e Innovación Social y de WEAll "Wellbeing Economies Alliance".

Comentarios
Sigue leyendo

Un máster contra el abandono escolar prematuro

En 2017 un grupo de profesores de diferentes centros de la Comunidad de Madrid notamos que m…

Leer más

Creative Business Studio: de la creativida…

Si le damos a los jóvenes la formación y herramientas necesarias, sus ideas y proyectos podr…

Leer más

Si continúas navegando en este sitio, aceptas nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar