Cuando la sostenibilidad se pone de moda

Es difícil plantear la sostenibilidad de una industria como la de la moda, que por sí misma no es sostenible. Pero lo que sí es posible es reducir su impacto, llegar a un equilibrio tratando de encontrar maneras diferentes de producir.

“La moda es la segunda industria más contaminante del planeta, tras el petróleo”.

Las materias primas utilizadas, los tintes o incluso la huella de carbono que implica su distribución hacen que esta afirmación tenga sentido. Y si además las estadísticas hablan de que solamente en España se habrá incrementado el consumo de ropa en un 26 % durante 2018, el futuro para el medio ambiente y los trabajadores textiles no se muestra muy alentador.

Aunque no todo son malas noticias. En la última década asociaciones y organizaciones han logrado presionar a grandes marcas y el aumento de la concienciación ha sido notable. Se trata este tema en revistas destacadas de negocios, economía y moda, se han creado movimientos como Fashion Revolution y uno de los objetivos del Plan Medioambiental 2016-20 es incluir la economía circular. Así que, podemos afirmar que se empieza a notar un cambio de mentalidad.

Tejiendo un futuro empresarial sostenible en Moda

Ponentes en el evento “Tejiendo un futuro empresarial sostenible en Moda”, en Impact Hub Madrid.

El pasado 25 de octubre albergamos en Impact Hub Madrid el evento Tejiendo un futuro empresarial sostenible en ModaMónica Noguero, representante de la Asociación de Moda Sostenible de Barcelona, explicó los criterios necesarios para dotar a una marca de una certificación de este tipo:

  • Profesionalidad.
  • Trazabilidad y transparencia.
  • Aspectos colaborativos.
  • Progresión en las prácticas.
  • Criterios culturales, sociales y medioambientales.

Mikel Feijoo, director general y fundador de Skunkfunk, cuya colección de ropa actual tiene más del 90% de prendas confeccionadas con tejidos y fórmulas sostenibles, planteó que este último factor que supone la utilización de materiales reciclados es clave hoy en día para intentar acercarse a esa ansiada sostenibilidad en la producción de ropa.

“Es vital descubrir la forma de reutilizar los materiales. Se generan toneladas de residuos que las marcas intentan reubicar o reutilizar sin éxito. Quemar los productos sobrantes para que no aparezcan en mercadillos a precio de saldo y desprestigien su nombre o enviar a África como gesto solidario miles de abrigos que nunca serán utilizados, teniendo en cuenta la calidez del clima, ni podrán ser reciclados al no tener medios para ello”.

Este evento, que contó con la presencia de personas clave del sector, es parte de la colaboración entre Impact Hub Madrid y MARES Madrid, un proyecto piloto innovador de transformación urbana mediante iniciativas de economía social y solidaria, creación de empleo de cercanía y de calidad y promoción de otro modelo de ciudad.

En Impact Hub Madrid colaboramos con MARES en la organización de una serie de eventos en nuestros espacios sobre diversas temáticas. Alimentación, energía, cuidados, transporte y reciclaje. En cada evento, hay una mesa redonda donde participan importantes profesionales, empresas del sector y administraciones públicas, además de emprendedores sociales de las comunidades de ambas organizaciones.

Emprendedoras textiles con impacto

Una de las emprendedoras que participó en este evento es Lucía de Gustín, que se dedica a producir piezas de moda nupcial artesanales y ecológicas.

“Era un gran reto hacer moda nupcial sostenible, cuando es la moda menos duradera del mercado: destinada a utilizarse un único día”.

“Era un gran reto hacer moda nupcial sostenible, cuando es la moda menos duradera del mercado: destinada a utilizarse un único día”. Por eso, ella se aseguró de aunar ética y estética.

Cada pieza es confeccionada artesanalmente y a medida para cada clienta. Incluso en ocasiones se incorporan recuerdos familiares o detalles antiguos que pueden hacer que no sean piezas efímeras, si no que tengan un gran valor sentimental y puedan ir pasando de generación en generación.

Lucía elabora pieza a pieza, aprestando, cortando y marcando cada flor individualmente. Utilizando fibras naturales, como bambula de seda, organza de seda o algodón ecológico. Y recuperando muchos de estos materiales de recortes de primera calidad, que se desecharían en el proceso habitual. Los tintes utilizados son totalmente naturales. Los proveedores con los que trabaja siempre utilizan técnicas sostenibles y se puede seguir su trazabilidad. “Lo más difícil es encontrar proveedores transparentes. Por eso optamos, por ejemplo, por la impresión en 3D para realizar bases de pulseras, coronas o diademas, que se imprimen en plástico biodegradable. Y estamos haciendo estudios para utilizar otros materiales más ecológicos”.

Algunos de los materiales utilizados por Lucía de Gustín.

Lucía ha colaborado con el Proyecto MARES, a través del cual ha creado redes de colaboración, comunidad y networking. Uno de los resultados más tangibles de ésta colaboración fue la sustitución de peinetas de plástico traídas de China, por peinetas de madera realizadas por artesanos.

Otra emprendedora que ha sabido aunar artesanía, estética y rentabilidad económica es Beatriz Segura, cofundadora de Ética Market, que desarrolló su proyecto en nuestro espacio de coworking Impact Hub Alameda.

Para Beatriz, todo empezó cuando de un viaje a Tailandia trajo como regalo para amigos y familiares unas pulseras talladas a mano por una familia de una remota isla. Y a todos les encantaron. “¿Y si creo un puente para llegar a estos productos aislados, que además empodere y ayude a sus productores?”

“¿Y si creo un puente para llegar a estos productos aislados, que además empodere y ayude a sus productores?”

Su idea era plantear una plataforma de comercio justo, con un diseño actual y atemporal. Y trabajar con artesanos individuales, éticos y responsables, pequeños grupos de productores o empresas sociales de todo el mundo que cumplen con estos criterios y que, de otra forma, nunca podrían acceder al mercado español. “La artesanía sigue siendo un negocio muy rentable en muchas partes del mundo”. Para ellos va el 50% de las ventas que Ética Market realiza a través de su web.

A pesar de todo, hay un dato optimista en relación a las dificultades a las que se enfrentan estos emprendedores. Y es que, actualmente España está liderando el movimiento de moda sostenible en Europa. Y, cada vez, más los consumidores valoramos poder saber de dónde vienen nuestras prendas, ver lo que hay detrás de ellas o conocer el proceso previo. Las prendas sostenibles poseen un valor diferencial y hay que empezar a ensalzarlo.

¿Quieres ser parte de esta revolución textil?

Una forma de aprender más sobre moda con impacto positivo es a través de las Apps que han surgido como síntoma del auge que vive este sector. ¡Prueba la que mejor se adapte a tus necesidades!

            

Comentarios
Sigue leyendo

Cómo transformar las ciudades con la inver…

En septiembre de 2015 los líderes mundiales adoptaron de forma unánime la Agenda 2020 para e…

Leer más

Ser host, un primer paso hacia el emprendi…

Cuando alguien cruza la puerta de un espacio Impact Hub, lo primero que se encuentra es un h…

Leer más

Si continúas navegando en este sitio, aceptas nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar