Impact Hub es un ecosistema de innovación social presente en más de 100 ciudades del mundo y formado por 15.000 emprendedores. Una infraestructura de apoyo a nuevos proyectos que se basa en tres pilares: espacios colaborativos, una comunidad de profesionales con un prisma común y una serie servicios de formación y acompañamiento para aumentar el impacto de los proyectos.

El primer Impact Hub nace en Londres en 2005 con el siguiente planteamiento: continuamente se generan ideas transformadoras y capaces de generar impacto social, pero la falta de una infraestructura de apoyo a las mismas, hace que finalmente no vean la luz.

Impact Hub ideó un modelo que se pudiera replicar a lo largo del mundo, de manera que se creara una red internacional de apoyo al emprendedor e innovador social con intención de impulsar todas las ideas de transformación social que no ven la luz por falta de apoyo.

Y es así como cada comunidad actúa local e independientemente, pero bajo una misma marca e identidad común con el apoyo de la propia red de comunidades Impact Hub.

Comunidad de emprendedores en un entorno colaborativo

En todas las ciudades donde Impact Hub está presente, los espacios físicos cobran especial importancia porque es donde los miembros se conocen, trabajan, colaboran unos con otros, reciben formación y dan a conocer sus proyectos en público. Se trata de entornos colaborativos, donde el emprendedor y las pequeñas empresas dejan de estar solos y crecen profesionalmente.

El ser una red internacional formada por personas multidisciplinares que comparten el mismo enfoque de impacto social y el contacto constante con nuevas ideas son las mayores cualidades del ecosistema Impact Hub.

Se trata de crear puntos de encuentro de emprendedores sociales, PYMES y startups, donde los más veteranos comparten su experiencia y ayudan a los que están empezando, en un entorno de aprendizaje continuo que enriquece a todos por igual.

Todos los miembros están conectados y pueden conocerse personal o virtualmente a nivel internacional. A través de una red social propia, llamada Hub Net, y con determinados mecanismos internos que promueven la movilidad física de todos los miembros entre los diferentes Impact Hub, como es el Impact Hub Passport, que permite trabajar en cualquier Impact Hub del mundo.

Además, desde Impact Hub trabajamos con las metodologías de Design Thinking y Art of Hosting para dinamizar nuestra comunidad internacional de innovadores sociales, cultivando así condiciones de colaboración entre los miembros.

Estructura interna de la red Impact Hub

Dentro de Impact Hub, dos organismos se encargan de dar coherencia a toda la red: Impact Hub Association, que se encarga de coordinar todos los intereses de los diferentes Impact Hub, y Hub Global Team, que apoya y supervisa el crecimiento internacional de la red.

A nivel interno, los Impact Hub compartimos programas, buenas prácticas y casos de éxito con toda la red. Periódicamente, nos reunimos en un Impact Hub local y compartimos estos conocimientos, trabajando por aprender unos de otros y buscando formas nuevas en las que Impact Hub pueda mejorar el impacto de los proyectos de los miembros.

Así, en Impact Hub Madrid albergamos programas como Impact Hub Fellowship, una incubadora de apoyo y acompañamiento a emprendedores social, nacido en Impact Hub Zurich, o Benisi, un clúster de incubadoras de innovación social en Europa, impulsado desde Impact Hub Milán.