Futuro del trabajo, Innovación y emprendimiento

19.Abr.2022

¿Qué sucedería si todas las aceleradoras fomentaran el diseño de circularidad?

¿Qué pasaría si el diseño de circularidad estuviese integrado en todas las incubadoras y aceleradoras de startups? ¿Cómo será esta realidad y cómo incidirá en los proyectos de emprendimiento que formen parte de estos programas?
diseño de circularidad

En Impact Hub, llevamos más de 12 meses analizando estas preguntas. Esto es lo que hemos aprendido hasta ahora:

En 2020, solo el 8,6% de la economía global era circular

Para Impact Hub, es evidente que debemos evolucionar desde las prácticas empresariales habituales de “coger-hacer-desechar” a un ciclo respetuoso con el planeta. ¿Por qué? He aquí tres razones clave:

  1. Cada año se generan en todo el mundo residuos electrónicos por valor de 63.000 millones de dólares, de los cuales tan solo el 20% se recoge y se recicla en condiciones adecuadas.
  2. Cada segundo se deposita en vertederos o se quema un camión de basura de residuos textiles, lo que representa una oportunidad perdida de 100.000 millones de dólares cada año.
  3. El 75% de los residuos sólidos procedentes de municipios consiste en bienes de consumo desechados, de los cuales el 80% se quema o se deposita en un vertedero por un diseño deficiente o por la falta de puntos de recogida al final de su vida.

*Fuente: Fundación Ellen MacArthur.

Las empresas pequeñas y en crecimiento impulsan la transición a la circularidad

En el mundo de las startups y los proyectos de emprendimiento, hay dos opciones para integrar la circularidad: desde el inicio (nativas circulares) o virando su proyecto hacia ella más adelante (adoptivas de la circularidad).

Ya existen programas de incubación y aceleración centrados en la circularidad, pero hay dos problemas:

  1. No hay suficientes para transformar el sector privado en conjunto.
  2. En su mayoría, las startups que ya se identifican con el concepto de circularidad se unen a ellos.

De esta forma, la transición a una economía regeneradora llevará décadas. Pero el momento de actuar es ahoraDebemos generalizar los principios del diseño de circularidad en todas las empresas pequeñas y en fase de crecimiento, con independencia de que las muevan las cuestiones sociales, el medio ambiente o el lucro.

¿Qué sucedería si todos los programas de apoyo a proyectos de emprendimiento integraran principios de diseño circular?

En el año transcurrido desde que nos hicimos esta pregunta, hemos evolucionado de una idea a un conjunto de herramientas para diseñar una formación. En este momento, 12 iniciativas piloto de África, Asia, Europa y América Latina integran la circularidad en sus programas.

El conjunto de herramientas de circularidad que ofrece Impact Hub se pondrá en común en 2022, cuando se prueben todas las herramientas y los materiales, pero he aquí una primera muestra.

Diseñando en circularidad

Se abarcan el conjunto de herramientas y los elementos visuales para brindar una visión general de la integración de la circularidad en el diseño del programa.

Impact Hub tiene un firme compromiso con una actuación medioambiental colectiva

La misión de Impact Hub es lograr un mundo justo y sostenible en que las empresas y el beneficio se pongan al servicio de las personas y el planeta. Para 2030, aspiramos a perfilar la empresa del futuro siendo pioneros en nuevos modelos para promover la salud financiera, el bienestar, la acción medioambiental y la inclusión social en todo lo que hacemos. Acelerar la transición a una economía circular que respete los límites planetarios nos ayudará a conseguir este objetivo.

Dado que muchas otras organizaciones del sector de las pequeñas empresas y en fase de crecimiento también están comprometidas con la sostenibilidad medioambiental, se está convirtiendo en un esfuerzo colectivo. Nos gustaría contribuir compartiendo nuestros recursos, datos y percepciones, ofreciendo oportunidades de formación a otras organizaciones de apoyo a empresas y explorando más oportunidades para colaborar.

La promoción temprana de la circularidad es sinónimo de mayor adopción

Partimos de la base de que lo mejor es formar a todas las pequeñas empresas y en fase de crecimiento – con independencia de que las muevan las cuestiones sociales, el medio ambiente o el lucro – al respecto de la circularidad y los principios del diseño circular en una fase temprana – cuando los modelos de negocio todavía son flexibles – y que proceder de ese modo conllevará una mayor adopción del concepto.

Si la mayoría de las nuevas empresas pasara a ser circular con el tiempo, contribuiría a romper el ciclo de “coger-hacer-desechar” y acelerar la transición a una economía regeneradora.

Más del 80% del impacto medioambiental de un producto se determina en la fase de diseño, según afirma el estudio de Fundación Ellen Macarthur

Para que esto suceda, las incubadoras y los programas de aceleración —los principales mecanismos de apoyo para empresas pequeñas y en fase de crecimiento— deben integrar formación en circularidad y los principios del diseño circular en sus servicios. Este cambio se debe producir a escala global.

Impact Hub, como red global integrada a escala local presente en 60 países, es una gran plataforma para explorar cómo este enfoque podría funcionar en diversos contextos locales y regionales.

Nos hemos puesto manos a la obra y estamos muy sorprendidos

Las fundaciones DOEN y MAVA, con las que llevamos mucho tiempo colaborando, vieron el potencial de este enfoque y decidieron respaldar esta iniciativa. Los primeros en incorporarse fueron diferentes Impact Hubs de 12 países (Ruanda, Tanzania, Senegal, Zimbabue, Nigeria, Grecia, España, Turquía, Croacia, China y Colombia). También invitamos a la iniciativa a otros prestadores de servicios de desarrollo de negocio para conocer si nuestro enfoque funciona fuera de la red de Impact Hub y dimos tres pasos clave:

  1. En primer lugar, los Impact Hubs analizaron la situación actual de la circularidad en su país. Por ejemplo, descubrimos que Ruanda cuenta con una estrategia de economía circular y sitúa el medio ambiente y la acción por el clima en el centro de todos sus planes y políticas. Aunque Tanzania y Zimbabue carecen de estrategias de circularidad como tales, el propio concepto lleva siglos aplicándose en dichos países. Esta primera evaluación también nos permitió centrarnos en los sectores y las cadenas de valor más relevantes, por ejemplo, agricultura y alimentación, embalajes de plástico y gestión de residuos.
  2. El segundo paso fue formar al personal de los Impact Hub sobre los conceptos básicos de la circularidad, como el diagrama de mariposa y el marco de disrupción, y cómo se pueden integrar en programas y servicios de apoyo a empresas. También se crearon, junto con diversos Impact Hubs y colaboradores que llevan años fomentando la circularidad, un conjunto de herramientas prácticas y diversos módulos de formación online.
  3. Por último, comenzó el auténtico trabajo: integrar la circularidad en los programas locales, encontrar expertos locales para que prestaran su apoyo y trabajar con proyectos de emprendimiento listos para incorporarse. ¡Y esto está sucediendo en este preciso instante!

 

¿Qué sucedería si todas las aceleradoras fomentaran el diseño de circularidad? Comenzamos con 80 proyectos de emprendimiento en 12 programas

Cada uno de nuestros programas piloto se centra en diferentes sectores según el contexto local: desde la atención sanitaria y la gestión de residuos hasta la agricultura y la educación, pasando por la tecnología para el transporte y la fabricación. Para finales de abril de 2022, realizarán los programas 80 proyectos de emprendimiento, tornándose más sostenibles y desarrollando o ajustando sus productos y sus modelos de negocio para volverse circulares. Se trata tan solo de una iniciativa piloto: imagina llevarla al siguiente nivel con miles de empresas en esta transición.

Integrar la circularidad en más de 200 programas en los próximos años

Ahora mismo, parece increíble que, con unos mayores niveles de formación y apoyo para integrar los principios de diseño circular en sus actividades, se consiga que cada vez más empresas pequeñas y en fase de crecimiento adopten la circularidad.

Aunque mediremos los resultados y veremos en qué medida estos proyectos de emprendimiento han integrado el concepto correctamente, ya estamos pensando en ampliar las dimensiones de este enfoque. Esperamos hacerlo a través de la red de Impact Hub, que gestiona más de 240 incubadoras y programas de aceleración en 60 países.

Igual de importante es hacer que la formación y el conjunto de herramientas sean accesibles a otros programas de aceleración e incubadoras de todo el mundo. La transición se producirá cuando la mayoría de los prestadores de servicios de desarrollo de negocio integren la circularidad y apoyen a las empresas pequeñas y en fase de crecimiento a llevar a cabo esta transición.

Nosotros estamos preparados para asistir a un giro hacia la circularidad y una economía regeneradora, ¿y tú?

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Impact Hub Madrid
Impact Hub Madrid

El lugar donde REemprender el cambio