Consultoría, Futuro del trabajo, Sostenibilidad e impacto

02.Mar.2022

Los 7 principios que debe cumplir una oficina sostenible

¿Qué principios debe cumplir un espacio de trabajo para que se considere una oficina sostenible? ¿Cómo se cambia a un modelo en el que medio ambiente, economía y relaciones laborales se benefician? Te contamos los principios de una oficina sostenible en el siguiente post. ¡Comenzamos!
Como es una oficina sostenible

Cualquier centro de trabajo puede abordar cambios para ser convertirse en una oficina sostenible. Minimizar el uso de papel, fomentar el teletrabajo o apostar por la luz natural son algunos de los ejemplos más notables, especialmente en lo referido a ahorro de recursos y energía. 

Además, es importante recordar que la concienciación de trabajadores y empresarios debe ocupar un lugar destacado. Esto incluye la adopción de medidas mucho más profundas, a través de programas de formación y cadenas de suministro responsables.

Aquí tienes 7 ideas para transformar tu espacio de trabajo en una oficina sostenible:

Instalar bombillas LED

Los 7 principios que debe cumplir una oficina sostenible

Actuar teniendo en cuenta la sostenibilidad medioambiental consigue una mayor eficiencia energética. En el mundo de la empresa, ser eficiente equivale a dejar de derrochar en aspectos centrales, como puede ser la iluminación de las instalaciones. 

La tecnología LED puede durar hasta 20 veces más que las formas estándar de iluminación, como las lámparas incandescentes o halógenas. El éxito de las bombillas LED radica en que estas consiguen que la mayor parte de electricidad se destine a la producción de luz, desperdiciando poco calor. 

El LED no es contaminante, ya que carece de mercurio, plomo, vidrio o materiales tóxicos. Esto hace que sea 100%reciclable, lo que marca la diferencia respecto a otras alternativas. 

Además, consume menos energía por unidad, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero y dióxido de carbono. 

 

Instalar un sistema eficiente de aire acondicionado y calefacción 

El mantenimiento de la temperatura es una de las cuestiones más complejas a la hora de plantear una oficina sostenible, ya que conlleva un importante gasto energético. Hay que asegurar que el sistema sea lo más eficiente posible, a través de la instalación de un sistema VRV (Volumen de Refrigerante Variable).

Los sistemas de aire acondicionado VRV se benefician de un diseño flexible y modular. Permiten unir varias unidades exteriores para aumentar la capacidad total y, por ende, incrementar la posibilidad de recuperación de calor. Las unidades interiores están disponibles en varios tipos y tamaños, por lo que se adecuan perfectamente a toda clase de situaciones. Los sistemas VRV también minimizan e incluso eliminan por completo la necesidad de conductos de distribución de aire, lo que hace que sean rentables y fáciles de instalar cuando el espacio es limitado.

 

Reducir el uso de papel, medida vital en una oficina sostenible

Muchas oficinas siguen dependiendo del papel como principal soporte documental. El uso de este material no solo genera desorden, sino que además no es una forma segura de guardar la información. Eso sin contar con el impacto medioambiental que supone utilizar enormes cantidades año tras año. Es conveniente iniciar un proceso de digitalización, reduciendo al máximo los formatos físicos y fomentando el teletrabajo en la medida de lo posible. 

 

Fomentar los desplazamientos en transporte público

La oficina sostenible animará a sus empleados a desplazarse en metro y autobús, proporcionando la flexibilidad horaria que el empleado requiere

Los desplazamientos en coche contribuyen a la emisión de gases perjudiciales para el medio ambiente. Estos vehículos también son responsables de gran parte de la congestión en las carreteras, lo que deriva en otro tipo de contaminación no menos dañina: la acústica. 

La oficina sostenible animará a sus empleados a desplazarse en metro y autobús, proporcionando la flexibilidad horaria que el empleado requiere.

 

Aprovechar la luz natural

Una oficina sostenible es mucho más productiva que cualquier otros espacio que maneja entornos convencionales. Esto se debe a la iluminación natural dentro de los espacios de trabajo. La luz solar tiene un efecto positivo sobre la salud de las personas, y permite reducir el consumo de electricidad en todo el edificio.

Las paredes de cristal y la ausencia de tabiques son ideas que pueden ayudar a conseguir este objetivo. Cambiar la disposición de las zonas de trabajo para situarlas cerca de las ventanas es otra idea que suele funcionar. 

 

Asegurar el aislamiento de la oficina 

Disponer de un buen aislamiento es esencial a la hora de impulsar los objetivos de sostenibilidad. Hacerlo puede aumentar la eficiencia energética del edificio hasta en un 40%, por lo que antes de invertir en otro tipo de opciones conviene analizar y reparar los elementos necesarios.  

 

Programas educativos regulares

Grupo de millennials trabajando Cada vez están más extendidos los programas educativos para formar a empleados en materia de sostenibilidad. Con este enfoque didáctico, los trabajadores entenderán mejor el significado de sostenibilidad, integrándose en su día a día en la empresa. El resultado es una perspectiva diferente, que lleva a la concepción de proyectos desde una óptica 100% verde y por tanto a una oficina sostenible. 

Los millennials y las generaciones más jóvenes se preocupan mucho por el medio ambiente. Quieren saber de dónde proceden los materiales de la ropa que compran, cómo se ha fabricado, etc. También demandan una filosofía sostenible en su lugar de trabajo, por lo que las empresas que quieran atraer a los mejores talentos tendrán que prestar atención a estas cuestiones. 

Un lugar de trabajo respetuoso con el entorno genera simpatía y sentimiento de aceptación. No sólo aumenta el valor y la capacidad de expansión de una marca o empresa, sino que también la hace más deseable. 

Según datos de WWF, en Finlandia, un país muy comprometido con la protección medioambiental, las oficinas sostenibles han ahorrado más de 12.400 toneladas de emisiones de dióxido de carbono entre 2007 y 2012. Esta cantidad corresponde a más de 2.413 vuelos de ida y vuelta de Helsinki a Bangkok. 

Las oficinas centrales de Nokia, ubicadas en Espoo, han pasado de los vasos de papel desechables a las tazas reutilizables. Si los empleados quieren llevarse un vaso de papel, están obligados a pagar una pequeña cuota. Sin embargo, la mayoría prefiere elegir una taza, con lo que ya se han ahorrado hasta medio millón de unidades. 

En Impact Hub disponemos de una sólida metodología y dilatada experiencia ayudando a grandes y pequeñas empresas en el desarrollo de programas de sostenibilidad, tanto a nivel local como internacional. Colaboramos con multitud de stakeholders y participamos activamente en redes y alianzas que promueven la economía de impacto positivo. ¡Infórmate!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 3 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Impact Hub Madrid
Impact Hub Madrid

El lugar donde REemprender el cambio