Consultoría, Futuro del trabajo, Sostenibilidad e impacto

16.Mar.2022

Cómo concienciar en la sostenibilidad a tu equipo

Un equipo “verde” está conformado por miembros sensibles ante la problemática medioambiental, contribuyendo activamente a la estrategia de sostenibilidad de su empresa. Conseguir la tan ansiada implicación es un reto complicado, pero no imposible si se ejecutan los pasos adecuados. ¡Vamos con ello!
Concienciar en la sostenibilidad

Conociendo cómo piensan los miembros del equipo

Los integrantes del equipo pueden actuar como agentes para ayudarte a concienciar en la sostenibilidad al resto del grupo. Son gestores de cambio desde dentro de la organización, con alta capacidad de influir en un cambio positivo tanto interno como externo. Puede ser cualquier aspecto, desde la eliminación de los vasos de un solo uso, hasta el fomento de desplazamientos en transporte público. 

Es fundamental medir el compromiso respecto a temas de sostenibilidad y medioambiente. A partir de aquí se fijarán las correspondientes estrategias, ya que concienciar en la sostenibilidad desde cero no es lo mismo que trabajar con grupos que ya cuentan con cierto grado de sensibilidad.

Fomentando la participación de los integrantes

Cada miembro tendrá sus propias ideas respecto a reducir, eliminar o compensar el impacto que se genera en su trabajo diario. Por ello, resulta conveniente establecer un diálogo activo y fomentar la participación de todos. En este sentido es interesante crear retos de equipo o difundir campañas específicas para concienciar en la sostenibilidad. 

Las acciones orientadas a concienciar deben ser fáciles y agradables. Un equipo puede tener buenas intenciones, pero sin facilidades ni medios no se obtendrán resultados tangibles

Empezar con pequeños cambios

No hay que empezar la casa por el tejado. El punto de partida debe cimentarse en un análisis integral de combustibles, equipos, mantenimiento, recursos, materiales, etc. A partir de aquí hay que plantear cuestiones de calado: ¿podría reforzarse el aislamiento de las ventanas? ¿Se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de cambiar las botellas de agua por un sistema que no requiera de plástico? Al final, estas transformaciones tendrán un efecto positivo en la percepción de los empleados, animándoles a alcanzar retos más ambiciosos. 

Incorporar la sostenibilidad en la cultura corporativa

Las iniciativas sostenibles no deben quedarse en algo pasajero. Hay que integrar estas prácticas en la cultura corporativa, ya que hacer campañas puntuales no sirve mucho (ni genera un verdadero impacto). Los consumidores valoran muchísimo el compromiso de las empresas, hasta el punto de apoyarlas en base a su filosofía de marca. Es más, el porcentaje de candidatos que rechazan trabajar en compañías que no comparten sus valores es cada vez mayor.

En definitiva, y ante esta situación, las acciones y estrategias de corte ecológico han de fijarse en el ADN de todo negocio. Concienciar en la sostenibilidad debe pasar a formar parte de ese ADN.

Proporcionar los conocimientos necesarios

formacion en sostenibilidad Dotar a los trabajadores de conocimientos actualizados es un “must” para concienciar en la sostenibilidad. No existirá un compromiso sincero si el equipo no comprende la importancia y el alcance de la situación. En este contexto, la formación recurrente y las acciones a pequeña escala se convierten en el método apropiado a la hora de generar una auténtica perspectiva ecológica. 

Por otro lado, el cerebro humano prefiere las historias y los mensajes positivos frente a los pesimistas. En resumen, los programas de concienciación han de estar basados en proyecciones futuras y en casos de éxito de otras corporaciones.

Facilitar las acciones orientadas a concienciar en la sostenibilidad

Las acciones tienen que ser fáciles y agradables. Un equipo puede tener buenas intenciones, pero sin facilidades ni medios no se obtendrán resultados tangibles. Por ejemplo, si un contenedor de reciclaje está cerca, es más probable que la gente lo utilice. 

No hay que centrarse en las recompensas

Las recompensas han de utilizarse con cuidado. Suelen ser eficaces para activar una determinada conducta, pero no logran mantenerla en el largo plazo. Las recompensas son una "motivación extrínseca", es decir, una motivación que no procede de la persona. Por ello, la motivación que las personas desarrollan internamente, enraizada en sus creencias, es la más duradera y la que más valor aporta para fomentar y concienciar en la sostenibilidad.

Otras medidas efectivas

Hay otras cuestiones que, en función del modelo de negocio, pueden resultar interesantes: 

  • Imprimir carteles que resuman las prioridades y objetivos de sostenibilidad de la empresa. Esto servirá a modo de recordatorio. 
  • Enviar a los empleados un correo electrónico con un enlace al último informe de sostenibilidad de la empresa. De este modo, siempre estarán correctamente actualizados. 
  • Organizar una "feria verde" en la sala de reuniones, con puestos dedicados a diferentes iniciativas que se están desarrollando. 
  • Compartir las facturas de electricidad, agua, etc. Así, el equipo será consciente de cuánto se ha gastado a lo largo de un periodo concreto. Es la única manera de ver la evolución en el tiempo, además de mantener una correcta motivación. 
  • Compartir los datos sobre residuos y reciclaje, a fin de conseguir el efecto explicado en el punto anterior. 
  • Realizar una auditoría de residuos en la que los empleados participen en la recogida, clasificación y pesaje de la basura.
  • Crear retos de sostenibilidad, enfrentando a los equipos entre sí. Aunque ya hemos comentado que no se debe abusar de esta medida, siempre es funcional en un marco de propuestas variadas. 
  • Crear un espacio físico donde los empleados compartan sus logros personales en materia de sostenibilidad.
  • Colocar pegatinas en ordenadores y periféricos para recordar que estos deben ser apagados cuando no se utilizan. Buena parte del desperdicio en energía se produce por despistes que se contrarrestan fácilmente con el debido recordatorio. 
  • Implantar un programa de reconocimiento trimestral para los empleados que defienden la sostenibilidad y se aplican para lograr cambios tangibles. 
  • Proponer un seguimiento de la huella de carbono para aquellos miembros del equipo que suelen viajar por negocios. 
  • Los mensajes positivos y las actividades de grupo consiguen que los comportamientos relacionados con la sostenibilidad parezcan más divertidos.

En Impact Hub queremos transformar el modelo de negocio de una organización en un modelo basado en el triple impacto: personas, planeta y beneficios. Conseguir transformar la empresa en una organización sostenible con empleados concienciados es posible. Somos expertos en Transición a la sostenibilidad. ¡Consúltanos!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 3.8 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Impact Hub Madrid
Impact Hub Madrid

El lugar donde REemprender el cambio