Skip to content

Innovación y emprendimiento

06.May.2019

Generando ecosistemas de emprendimiento social en el sur del Mediterráneo

  • Impact Hub Madrid
  • 0
“Si caminas solo, irás más rápido; si caminas acompañado, llegarás más lejos”. El conocido proverbio chino ilustra fielmente el significado de una comunidad, ya sea para materializar proyectos que no podemos realizar por nuestra cuenta o simplemente para compartir experiencias, aprendizajes, contactos, descubrimientos… Trabajar en comunidad empodera a sus miembros y ayuda a impulsar sus…
Emprendimiento social en el sur del mediterraneo

“Si caminas solo, irás más rápido; si caminas acompañado, llegarás más lejos”. El conocido proverbio chino ilustra fielmente el significado de una comunidad, ya sea para materializar proyectos que no podemos realizar por nuestra cuenta o simplemente para compartir experiencias, aprendizajes, contactos, descubrimientos… Trabajar en comunidad empodera a sus miembros y ayuda a impulsar sus proyectos.

Impact Hub Madrid ha querido aportar su granito de arena participando en Med Up!, el programa de la Comisión Europea y Oxfam Italia que busca promover un entorno de colaboración en regiones del sur del Mediterráneo (Marruecos, Túnez, Egipto, Líbano, Jordania y Palestina) para el desarrollo del sector del emprendimiento social como motor para el crecimiento inclusivo y la creación de empleo.

El objetivo del programa es instaurar medidas y políticas sobre emprendimiento social y facilitar un diálogo e intercambio de prácticas entre administraciones públicas y empresas privadas, en pro del desarrollo de esta economía social.

“Un sector coordinado genera sinergias y un impacto exponencial: hay que facilitar la comunicación y el intercambio de conocimiento”

Sirivan Prak, manager de Desarrollo de Comunidad y Medición de Impacto, y Mikel Oleaga, responsable de Proyectos Internacionales y del Sector Público en Impact Hub Madrid, han participado como formadores en Túnez, Egipto y Marruecos para compartir procesos, prácticas y procedimientos llevados a cabo en centros de emprendimiento e impacto social como Impact Hub Madrid, donde el sector está más consolidado.

Marruecos Med Up! Formación en emprendimiento social

Participantes en la formación de Marruecos junto a Sirivan Prak, de Impact Hub.

En esta entrevista Sirivan y Mikel comparten la experiencia vivida en estas comunidades, tan diferentes desde el punto de vista cultural, social y laboral, y al mismo tiempo tan parecidos a Impact Hub en el objetivo que persiguen;

¿A qué tipo de público estaba destinada esta formación?

Sirivan: En Marruecos participó un público muy diverso. Desde representantes de ONG y redes de emprendedores hasta trabajadores de la administración pública, emprendedores sociales y asociaciones de apoyo al emprendimiento social.

Mikel: En Egipto el perfil era más de desarrollo de empresas e incubadoras de startups. En cambio, en Túnez el público estaba más conectado con el desarrollo local y el tercer sector, incluso participó un funcionario del Ministerio de Empleo. Desde luego, esta variedad de perfiles ha sido muy enriquecedora para la formación en cuanto a compartir formas de trabajo y puntos de vista de la situación.

¿En qué temática tenían más conocimientos o experiencia los participantes? ¿En qué áreas les ha venido mejor profundizar?

Sirivan: En general, los participantes en la formación de Marruecos tenían bastantes conocimientos sobre las diferentes fases de desarrollo de proyectos y el tipo de acompañamiento que se puede dar. Pero les ha venido muy bien la parte de medición de impacto, teoría del cambio y Social Business Model Canvas como metodologías.

Mikel: En Túnez y Egipto diría lo contrario. En general había bastante desconocimiento sobre el concepto de emprendimiento social como lo conocemos aquí. Sobre todo en Túnez, con una tradición de raíz francesa tiene un sector de la economía social bastante desarrollado, pero con un concepto más cercano a entidades de propiedad colectiva y no tanto a nuestros conceptos actuales de emprendimiento social y economía de impacto.

“Ayudaría a mejorar la situación que se trabajase para visibilizar y dar a conocer el emprendimiento social, tanto a las Administraciones Públicas como a la sociedad”

¿Cuáles son las problemáticas y preocupaciones a las que se enfrentan en su trabajo cotidiano como impulsores del impacto social en su país?

Sirivan: Tienen muchas preocupaciones, como la financiación o la estabilidad económica. Actualmente, quienes están introduciendo este concepto son principalmente las ONG internacionales y los organismos multilaterales, pero todavía es necesario que actores nacionales, tanto públicos como privados, empiecen a apostar por esta línea aportando financiación y desarrollando una infraestructura adecuada a las particularidades del emprendimiento social.

Participantes en la formación de Egipto que impartió Mikel Oleaga

Por otro lado, durante la formación, dedicamos una sesión sobre cómo gestionar el acompañamiento del emprendedor a nivel personal. La estabilidad emocional y psicológica de estos perfiles es bastante frágil, ya que están expuestos a un grado de estrés importante y muchas veces están solos.

Mikel: Una primera problemática bastante típica de estos países, pero también de economías avanzadas, es que aquello que tiene en el nombre “social” se asemeja inmediatamente a caridad, tercer sector, etc. En Egipto tienen un poco más desarrollado este concepto y hay algunos ejemplos de empresas con impacto que tienen relevancia y son conocidas por la gente.

Otro de los principales problemas, aunque relacionado, es que faltan ejemplos y modelos de impacto validados. Es decir, cuesta pensar en modelos de negocio que a la vez sean generadores de valor. Ayudaría a mejorar la situación que se trabajase para visibilizar y dar a conocer el emprendimiento social, tanto a las Administraciones Públicas como a la sociedad.

¿Cómo se crea una comunidad de colaboración entre personas acostumbradas a trabajar de forma independiente?

Sirivan: En el caso marroquí, hubo una excelente cohesión del grupo y creo que se debe sobre todo a la actitud de los participantes. Han sido muy receptivos, sin prejuicios y con ganas de aportar y escucharse.

Mikel: En Egipto y Túnez también, pero es un trabajo a largo plazo y el proyecto tiene 3 años. Estas formaciones han supuesto un primer punto de encuentro y ahora hay que facilitar la comunicación y el intercambio de conocimiento e incrementar la confianza para que surjan colaboraciones cada vez más importantes. Un sector coordinado genera sinergias y un impacto exponencial.

“La generación de ecosistemas de emprendimiento social es esencial a la hora de cambiar la percepción de la sociedad, así como las políticas públicas y la legislación”

¿Qué beneficios aporta la colaboración entre emprendedores, aunque sean de industrias o áreas diferentes?

Sirivan: Más colaboración significa más talento. Más puntos de vista a tener en cuenta para tener un proyecto más potente.

Mikel: Cuando hablamos de emprendimiento social o economía de impacto como un área determinada, todas las empresas que lo forman tienen mucho que ganar impulsandolo. Aunque los sectores concretos de actividad demandan una serie de alianzas y colaboraciones que son fundamentales y que hay que cultivar, la generación de ecosistemas de emprendimiento social es esencial a la hora de cambiar la percepción de la sociedad, así como las políticas públicas y la legislación.

Participantes en plena formación de emprendimiento social

Para cerrar la entrevista, ¿qué destacaríais, tras estos días de formación, sobre los testimonios, experiencia y forma de trabajar de los participantes?

Sirivan: Lo que más me ha llamado la atención ha sido su predisposición a estar presente y disponible para los colectivos con los que trabajan. Sienten una gran responsabilidad hacia ellos y les priorizan siempre.

Mikel: A mí me gustaría comentar dos casos concretos que llamaron mi atención. En Túnez contamos con la presencia de cuatro personas de Libia, que participaban en un programa de Impact Hub King’s Cross. Era muy interesante comparar la coyuntura entre dos países en una situación tan diferente: uno enorme, en guerra y con una gran inestabilidad pero una enorme riqueza natural. El otro pequeño, uno de los países más estables del Magreb con la única democracia de la región.

En Egipto me llamó mucho la atención la organización local SEKEM. Fueron los anfitriones de la formación y es un proyecto muy interesante. Se inició hace 40 años como un proyecto de agricultura sostenible y ahora cuenta con varias granjas en el país, ofrece educación alternativa, tiene fábricas de productos procesados y textil orgánico, una clínica y hasta una universidad muy orientada al desarrollo sostenible.

En Impact Hub Madrid implementamos proyectos en los que facilitamos y dinamizamos comunidades y creamos experiencias formativas personalizadas para emprendedores y agentes de cambio.

Sección Proyectos

Suscríbete a nuestro blog

Recibe en tu email los contenidos que publiquemos en nuestro blog.

  • Impact Hub Madrid tratará tus datos únicamente para tramitar tu solicitud. Puedes conocer cómo ejercer tus derechos de acceso, rectificación y supresión en nuestra Política de Privacidad
Scroll To Top

Si continúas navegando en este sitio, aceptas nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar