Coworking con propósito

29.Jul.2020

Liderando desde dentro: los Círculos de Confianza

Los círculos de confianza son una valiosa herramienta para generar conocimiento personal y grupal, y promueven el afrontar los procesos de cambio e incertidumbre desde el coraje y la valentía.
Círculos confianza

Hace años (¡ya más de 5!) conocí el trabajo del Center for Courage and Renewal (CCR) y su aproximación al mundo profesional desde la perspectiva del bienestar integral: la utilización de los Círculos de Confianza (1) (CoT) como espacios comunitarios en los que cada individuo investiga su propio camino para una vida no dividida, en la que su ser y su hacer se integren y unifiquen de forma auténtica.

El trabajo de los Círculos comenzó a tomar cuerpo hace más de 25 años con el programa El Coraje de Enseñar (2), a través del cual maestros de la escuela pública americana exploraban sus vidas interiores buscando esa integración entre sus roles como educadores y su vocación y deseos más profundos.

El coraje y la valentía para actuar de forma íntegra y coherente son claves en este enfoque que promueve una manera de enfrentar el miedo en procesos de cambio organizacional

Este programa lleva ayudando a miles de maestros en todo el mundo desde entonces. En España se llevó a cabo por primera vez en forma de Círculo de Confianza/grupo de lectura durante el curso 2018/19 (3).

El CCR ha expandido la utilización de los CoT no solo en el mundo de la educación, sino también en todas aquellas organizaciones y profesiones en las que la brecha entre lo mejor (lo que la vocación impulsa) y lo posible (lo que el sistema permite) crea frecuentemente enormes tensiones personales y organizativas: entidades cívicas y sociales, médicas, filantrópicas, comunitarias… y en general todo tipo de organizaciones en las que las personas debemos trabajar juntas y en las que promover la confianza relacional puede marcar una gran diferencia.

Proceso de exploración compartida

 

El enfoque del Círculo de Confianza se puede aplicar en una diversidad de actividades y en formatos diversos: desde una reunión de 2 o 3 personas, hasta un grupo de lectura o un Círculo de 25 personas… El concepto (4) atiende más al enfoque que al formato, aunque algunos principios y prácticas son esenciales para crear “un proceso de exploración compartida donde las personas pueden encontrar un espacio seguro para fomentar la integridad personal y profesional y el coraje para actuar en consecuencia” (5).

El coraje, la valentía para actuar de forma íntegra y coherente, son clave en este enfoque que promueve, precisamente, una manera de enfrentar, por ejemplo, el miedo tan frecuente en procesos de cambio organizacional. A través de los CoT nos fortalecernos para evitar las reacciones automáticas con las que de forma habitual reaccionamos ante él: atacando, huyendo, paralizándonos o incluso diluyéndonos (en el rebaño). La confianza en uno mismo y en el grupo, en la comunidad, es la propuesta para ganar en conocimiento personal y en valentía vital, y de esta manera lograr organizaciones mejores y más seguras para todos.

Una pieza clave del enfoque de los círculos es la reflexión. La utilización de las llamadas third things, o tercer elemento, que puede ser un poema, una cita, una historia, un fragmento de música, una fotografía… cualquier elemento ajeno a quienes estamos en el círculo que abre una puerta –con voz propia, como dice Parker- a todos los integrantes para la reflexión sobre el tema deseado. Cada uno recibe esa voz a su manera, que entra “con una trayectoria oblicua”, permitiéndonos escuchar nuestra voz interior con mayor limpieza.

Un poema o texto de Margaret Wheatley, que he utilizado con frecuencia cuando un grupo debe convertirse en un equipo y actuar de forma más integrada, puede darnos un ejemplo de lo que digo:

No hay poder más grande que el de una comunidad que descubre lo que le importa.

Pregúntate: “¿Qué es posible?” y no “¿Qué va mal?”. Sigue preguntando.

Sé consciente de lo que te importa.

Asume que muchos otros comparten tus sueños.

Sé valiente para iniciar una conversación significativa.

Habla con la gente que conoces.

Habla con la gente que no conoces.

Habla con la gente con la que nunca has hablado.

Ábrete a considerar las diferencias que encuentras alrededor.

Déjate sorprender.

Valora la curiosidad más que la certeza.

Incluye a todo aquel que se preocupa por trabajar en lo que es posible.

Reconoce que todo el mundo es experto en algo.

Asume que las soluciones creativas provienen de nuevas conexiones.

Recuerda, no se teme a las personas cuya historia se conoce.

La escucha auténtica siempre acerca a las personas.

Confía en que las conversaciones significativas pueden cambiar el mundo.

Confía en la bondad humana. Permanece unido.

Tras la lectura en grupo de este poema, y un breve tiempo para reflexionar sobre su contenido, todos estamos predispuestos a escuchar y aceptar nuevas ideas, diferentes enfoques…

Las 11 reglas básicas para generar confianza

 

El enfoque de los Círculos de Confianza se apoya en 11 piedras de toque o reglas básicas que son claves para que el círculo opere como un espacio seguro generador de confianza:

  1. Dar la bienvenida y recibirla. A todos y de todos. La eficiencia no es contraria a la hospitalidad. Con frecuencia, un solo minuto de silencio permite acoger a todos en el Círculo. Un mail contestando simplemente “gracias” o “bienvenida/o” es suficiente.
  2. Permanecer con atención. La escucha es un elemento esencial en la generación de confianza. Ejercitar nuestra capacidad de atender, cerrar el móvil y el ordenador. A veces tomar notas ayuda, otra aleja.
  3. Participar libre y voluntariamente. Participar, expresar tu opinión es siempre una invitación, nunca una exigencia; aunque con frecuencia en el ámbito organizacional esa idea pueda resultar contradictoria, opinar sobre todo y siempre no es la mejor manera de conectar.
  4. Confiar y aprender del silencio. El silencio es una vía de conocimiento en sí misma. Si tratamos al silencio como un miembro del grupo, damos tiempo entre una intervención y la siguiente, permitimos un diálogo más reflexivo.
  5. No aconsejar o corregir a los demás. Nuestros puntos de vista pueden ser diferentes. Participar no significa rebatir o corregir, sino expresar. Este es un principio tremendamente paradójico y difícil para muchos líderes en las organizaciones. Aproximarse a él de forma gradual y temporal puede ayudar.
  6. Aceptar y valorar las diferencias. Expresar tu opinión como tal y escuchar la opinión de los demás con apertura. En la diversidad está con frecuencia la clave. Hablar en primera persona, no en genérico, ayuda.
  7. Escuchar tu reflexión interior. Escuchar y pensar lo que uno va a decir antes de hacerlo evita muchos problemas y malos entendidos. También ahorra tiempo en conversaciones superfluas.
  8. Preguntar de forma abierta y honesta. En lugar de corregir o puntualizar al otro, escuchamos atentamente y formulamos preguntas abiertas y honestas. Aquellas preguntas que tienen una verdadera intención de ayudar a clarificar, profundizar y avanzar en la conversación y en el tema. No las que son formas encubiertas de consejos, juicios…
  9. Cuando el tema se complique, descanso. Entonces pregúntate cuál está siendo tu posición. No para reforzar nuestra idea sino para pensar las ideas de los demás.
  10. Respetar la confidencialidad de lo compartido. La confianza no se asienta entre la rumorología y la desinformación.
  11. A veces las soluciones llegan mucho después de haber terminado el círculo. Los procesos de reflexión no siempre pueden cerrarse a hora o fecha fija. Son más frecuentes los errores por decisiones precipitadas que por haber pospuesto unas horas o días una decisión importante.

 

La confianza en uno mismo y en el grupo, en la comunidad, es la propuesta para ganar en conocimiento personal y en valentía vital

Cada una de estas preciosas piedras de toque permite al facilitador de Círculos de Confianza generar espacios seguros en los que cada persona sienta que puede ser ella, participar de forma más auténtica y honesta con la confianza de sentirse escuchada y respetada y, con frecuencia, con algunos interesantes descubrimientos sobre sí misma.

Pero estas piedras son más que principios para generar y facilitar procesos grupales. Cada una ofrece claves muy significativas en nuestro día a día para la creación de la confianza relacional en una organización o institución, elemento clave para el bienestar del grupo.

*Artículo publicado en el ebook Social Wellbeing, editado por Impact Hub Madrid.

1 Center for Courage & Renewal. www.couragerenewal.org Circles of Trust© (CoT).

2 El Coraje de Enseñar. Explorando el paisaje interior de la vida de un maestro. ParkerJ. Palmer – Ed. Sirio.

3 Fundación Botín -Programa Educación Responsable-y Fundación Aprendiendo a Ser.

4 The Courage Way- Leading and Living with Integrity. CCR and Shelly L. Francis. BK Publishers, Inc.

5 Foundations of the Circle of Trust® Approach. www.couragerenewal.org

Carmen García
Carmen García

Carmen García es presidenta de la Fundación Tomillo. Tras una larga trayectoria vinculada al mundo empresarial, desde 2008 ha centrado su labor en el ámbito social y educativo, participando y promoviendo iniciativas de colaboración e impacto colectivo (Youth Business Spain, E2O – Escuelas de Segunda Oportunidad) así como la mejora del sector fundacional (Asociación Española de Fundaciones). Comprometida con el desarrollo de las personas y las organizaciones, promueve, a través de la Fundación Aprendiendo a Ser, el enfoque de los Círculos de Confianza como facilitadora formada por el Center for Courage & Renewal. Consejera independiente de Telefónica S.A. desde 2017.

Deja un comentario





Suscríbete a nuestro blog

Recibe en tu email los contenidos que publiquemos en nuestro blog.

  • Impact Hub Madrid tratará tus datos únicamente para tramitar tu solicitud. Puedes conocer cómo ejercer tus derechos de acceso, rectificación y supresión en nuestra Política de Privacidad