Skip to content

Economía de impacto

27.Ago.2019

5 pasos para reducir el uso del plástico

  • Impact Hub Madrid
  • 0
Los espacios de Impact Hub en todo el mundo y WWF unimos fuerzas para combatir la contaminación plástica en los océanos. Por ello, hemos iniciado una campaña conjunta con el objetivo de sensibilizar sobre los desafíos medioambientales a los que se enfrentan nuestras comunidades. Los plásticos se utilizan en productos muy variados. Desde dispositivos electrónicos, airbags…

Los espacios de Impact Hub en todo el mundo y WWF unimos fuerzas para combatir la contaminación plástica en los océanos. Por ello, hemos iniciado una campaña conjunta con el objetivo de sensibilizar sobre los desafíos medioambientales a los que se enfrentan nuestras comunidades.

Los plásticos se utilizan en productos muy variados. Desde dispositivos electrónicos, airbags o cascos hasta vasos de un solo uso o la ropa que llevamos puesta. El problema es que algunos de estos productos no se pueden volver a utilizar.

Solo se recicla el 7% de los 33 millones de toneladas de residuos plásticos que generamos al año.

Para ilustrar la actual crisis del plástico, un dato alarmante: sólo se recicla el 7% de los 33 millones de toneladas de residuos plásticos que generamos anualmente. El resto termina en vertederos y en las principales masas de agua de la Tierra, lo que ha contribuido a crear la Gran Masa de Basura del Océano Pacífico, la mayor acumulación de residuos plásticos del mundo.

Algunos plásticos sólo pueden descomponerse mediante una fuente de calor de 130 grados centígrados procedente de un compostador industrial. Sin este aparato, los fragmentos que quedan tienen efectos negativos tanto para el medioambiente como para la salud humana. Asimismo, mezclar plásticos reciclables con residuos biodegradables tampoco es una buena idea, ya que los plásticos resultantes no son renovables.

A estas alturas, la mayoría de la gente sabe lo dañino que es el plástico. La buena noticia es que hay hábitos que todos podemos incluir a nuestro día a día y que podrían marcar la diferencia si se generalizaran.

Playa contaminada.

A continuación, compartimos 5 prácticas que todos podemos adoptar para mitigar la crisis del plástico:

1. Evita las bolsas de plástico

En la actualidad, la mayoría de las tiendas animan a los consumidores a usar bolsas de papel o a traer sus propias bolsas reutilizables. Esta práctica reduce sus gastos y deja clara su posición con respecto al desarrollo sostenible. Aún así, las empresas de todo el mundo utilizan un billón de bolsas de plástico al año, lo que también implica el consumo de millones de litros de petróleo para su producción, distribución y eliminación.

En 2007 San Francisco fue la primera ciudad en prohibir el uso de bolsas de plástico en las tiendas de alimentación. A día de hoy, está en camino de alcanzar su objetivo de cero residuos para el próximo año. Una prueba evidente de que se puede llegar a tener una comunidad libre de plásticos. Así que, recuerda: evita usar bolsas de plástico al comprar comida (o cualquier otro producto).

2. Utiliza pajitas de metal (o no las uses)

Las pajitas las utilizaron los sumerios por primera vez para beber cerveza. Estaban hechas de lapislázuli, una piedra semipreciosa azul intenso. En Argentina se hacían a base de caña de azúcar y metal para beber mate hace ya siglos. Las pajitas de plástico se crearon después de la Segunda Guerra Mundial, cuando Sip-N-See comenzó a fabricarlas con polietileno y acetato para los refrescos. Así pues, lo que solía ser una valiosa herramienta hecha con materiales especiales y destinada a bebidas tradicionales, se transformó en un producto barato y sobreexplotado por las grandes compañías para ganar dinero.

Sin embargo, cada vez somos más los conscientes del daño que ocasionan las pajitas de plástico al medioambiente y se han creado alternativas para evitar que vaya a más. ¿Qué puedes hacer tú? Utilizar pajitas biodegradables, de material reciclado, de metal (reutilizables) o no usarlas.

3. Rechaza las botellas de plástico

Cada vez más personas utilizan botellas de agua rellenables en lugar de comprar agua embotellada. Y menos mal… El agua embotellada utiliza 17 millones de barriles de petróleo por cada 50.000 millones de botellas que se fabrican al año. Un proceso con el que además se liberan gases de efecto invernadero y que contribuye a generar residuos difíciles de reciclar. Los fabricantes de botellas de agua rellenables y respetuosas con el medioambiente además están mejorando sus productos mediante la instalación de filtros para garantizar la potabilidad del agua incluso en lugares donde no se dispone de agua potable.

Se siguen vendiendo casi 1 millón de botellas de agua por minuto en todo el mundo y sólo 1 de cada 5 se recicla adecuadamente.

Lamentablemente, se siguen vendiendo casi un millón de botellas de agua por minuto en todo el mundo, y sólo una de cada cinco se recicla adecuadamente. Antes de comprar una botella de agua la próxima vez, piensa que a los océanos llegan 8 millones de toneladas de plástico cada año y que este número aumentará aún más en los próximos años. Aparte de evitar las consecuencias negativas para el medioambiente, piensa en el dinero que puedes ahorrar usando ese tipo de botellas: a dos euros por botella de agua y cuatro botellas al día, puedes ahorrar 3.000 euros al año.

Envases de plásticos

Envases de plástico en el supermercado.

4. Compra productos sin envase de plástico

Muchos supermercados europeos ya están tomando la iniciativa a la hora de reducir el número de envases fabricados con petróleo, utilizando en su lugar sustitutos biodegradables.

Las tiendas de comida “sin residuos” se han generalizado en todo el mundo. Se puede encontrar desde pasta de dientes masticable hasta aceite de oliva dispensado en envases reutilizables. Muestra de que la idea de eliminar los residuos plásticos no es imposible, dado que cada vez son más las cadenas de supermercados que se suben al tren de la sostenibilidad.

Pero recuerda: es responsabilidad de todos intentar reducir los residuos que generamos y respaldar iniciativas sostenibles. Te proponemos buscar tiendas que compartan estos objetivos.

5. Únete a alguna iniciativa ecológica

Existen multitud de comunidades sostenibles a las que puedes unirte para ayudar a combatir la contaminación plástica. Se están impulsando acciones masivas en todo el mundo para evitar que esta crisis sea imparable, a las que incluso los gobiernos se están sumando. En Canadá y Perú se quiere prohibir el plástico de un solo uso en los próximos años, mientras que ciudades como San Diego y Washington D.C. están poniendo fin al uso de la espuma de poliestireno y las pajitas de plástico en los productos alimentarios. Si quieres aportar tu granito de arena, te animamos a que te unas a alguna de las iniciativas ecológicas que existan en tu zona.

Están presentes en todo tipo de sectores, dan a conocer alternativas al plástico, generan debates interesantes y promueven medidas entre la ciudadanía. Y, aunque a veces pueda parecer que nuestros esfuerzos individuales no son suficientes, lo cierto es que mediante los esfuerzos colectivos y constantes todos podemos generar importantes cambios para conseguir un mundo sostenible y libre de residuos.


WWF, una de las organizaciones dedicadas a la conservación de la naturaleza más grande del mundo, e Impact Hub, red global que inspira, conecta y facilita a personas y organizaciones generar impacto positivo a través de su actividad económica, se han asociado para identificar, acelerar y escalar soluciones innovadoras con potencial para transformar las industrias y su impacto en nuestro planeta.

Descubre cómo participar en esta iniciativa.

Suscríbete a nuestro blog

Recibe en tu email los contenidos que publiquemos en nuestro blog.

  • Impact Hub Madrid tratará tus datos únicamente para tramitar tu solicitud. Puedes conocer cómo ejercer tus derechos de acceso, rectificación y supresión en nuestra Política de Privacidad
Scroll To Top

Si continúas navegando en este sitio, aceptas nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar