Innovación y emprendimiento

09.Sep.2020

Los retos de la flexibilidad laboral

  • Impact Hub Madrid
  • 0
Ahora que el teletrabajo ha transformado la forma de trabajar y que sabemos que ha llegado para quedarse, toca analizar qué retos plantea a los profesionales y organizaciones. ¿Cómo impacta en la productividad trabajar a distancia? ¿Cómo cambia la forma de gestionar a un equipo? ¿Qué nos toca aprender?

La realidad laboral, al igual que la social o económica, ha cambiado profundamente en los últimos meses. La implantación del teletrabajo supone aceptar la flexibilidad laboral como norma. De hecho, el 80% de empresas está adoptando modelos híbridos de trabajo, en el que mezclan teletrabajo y presencialidad en la oficina, según la encuesta que Impact Hub Madrid realizó durante el confinamiento entre más de 200 empresas.

La flexibilidad es un concepto clave en esta nueva realidad laboral, donde cada profesional debe desarrollar habilidades para aceptar y gestionar los cambios que conlleva. Los meses del confinamiento fueron un rápido aprendizaje en nuevas fórmulas laborales, y ahora toca mejorar y adaptar estas nuevas rutinas, pues han llegado para quedarse.

El teletrabajo conlleva algunos inconvenientes como el aumento de reuniones, la dificultad de desconexión digital y la pérdida de interacción humana

El webinar “El futuro del trabajo: la flexibilidad en la gestión de equipos”, organizado por Impact Hub y RRHHDigital, reunió a expertos como Amelia Pérez, responsable de RRHH de Línea Directa, Pablo Flores, Head of Leadership & Talent de Heineken y Noelia González, Talent & Culture Manager de Impact Hub Madrid.

Lo bueno y lo malo del teletrabajo

En la encuesta que Heineken realizó entre sus empleados durante el confinamiento, la mayoría consideraba que con el teletrabajo aumentaba la concentración y la gestión eficaz del tiempo. Por el contrario, como aspectos negativos destacaron tres: el aumento de reuniones, la dificultad de desconexión digital y la pérdida de interacción humana, algo imprescindible para aspectos creativos y productivos. 

A pesar del desarrollo tecnológico, las personas necesitamos calor humano. Está comprobado que pasar mucho tiempo trabajando solo y dejar de tener contacto con otros profesionales reduce la posibilidad de crear nuevas ideas, de innovar y de enriquecerse. La soledad puede afectar al rendimiento, la creatividad, el razonamiento y la toma de decisiones.

Reunir a profesionales alrededor de una mesa, resolviendo problemas de clientes y creando soluciones innovadoras es algo imprescindible para muchas empresas de diferentes sectores. De ahí que las empresas impulsen las reuniones presenciales de los equipos, manteniendo las normas de seguridad necesarias. “En situación de teletrabajo, debemos promover las conexiones entre personas. Si conseguimos esto, la productividad y el bienestar aumentará”, señala Noelia González.

Liderazgo en remoto: desarrollar la confianza 

El hecho de no contar con el equipo de forma presencial transforma cómo se gestiona a ese grupo de personas. “Si tu estilo de manager presencial es desde el control, va a ser difícil adaptarse a este nuevo entorno”, comenta Pablo Flores, de Heineken. “La distancia implica más confianza. ¿Qué faltaba antes? Confianza y cultura”. Por eso, según él, las cualidades más valoradas de los líderes, jefes, managers y responsables de equipos son “la empatía y la confianza”.

Amelia Pérez, de Línea Directa, coincide en que “ha cambiado el concepto de líder. Cada vez prima más el líder al servicio del equipo. En remoto los responsables de equipo tienen que conocer qué necesita cada uno. Hay personas que necesitan más dirección y otras menos. Gestionar un equipo en remoto es muy difícil”.

Las nuevas tecnologías ofrecen muchas posibilidades para trabajar de manera diferente y anticipar ese futuro del trabajo del que tanto se habla. “Se trata de buscar nuevas formas de trabajar. No se trata de hacer en remoto lo que se hace en presencial. Estamos aprendiendo sobre la marcha y gestionando de forma novedosa. Es un contexto fantástico para los cambios que estábamos deseando ver en el entorno laboral”, añade Flores.

La cultura corporativa, el pegamento en la distancia

Y para que todos estos cambios se afiancen en la empresa y los modelos híbridos sean la “nueva normalidad”, es imprescindible una fuerte cultura corporativa: “Es fundamental para el compromiso y para evitar la desconexión o aislamiento del empleado”, comenta Noelia González, de Impact Hub Madrid. "La cultura corporativa es más importante que nunca. Transmitir a los equipos los valores, el compromiso y el propósito de la empresa es fundamental en estos tiempos de incertidumbre. Si realmente queremos que el trabajador siga enganchado al proceso, necesitamos trabajar la cultura corporativa y tener al equipo alineado porque si no se corre el riesgo de que, desde casa, la persona se desvincule y desmotive más".

La responsable de Línea Directa, empresa que desde hace años cuenta con un plan de flexibilidad laboral y trabajo a distancia, recomienda prudencia: “En una empresa lleva tiempo ser digitales, no se consigue de un día para otro. Depende de la cultura de la empresa, que debe estar volcada en las personas. Esto no va de tecnología, va de personas”, subraya.

La desconexión digital es imprescindible

Es frecuente también que, al trabajar en casa, las personas mezclen el horario laboral con el personal y terminan trabajando más horas que en la oficina. Por eso Heineken ha puesto en marcha un plan de desconexión digital, con consejos para su plantilla sobre cómo gestionar mejor el tiempo (utilizando herramientas digitales, notificaciones, o reservando tiempo para otras tareas, deportes, aficiones); cómo desarrollar el trabajo colaborativo (llegando a acuerdos flexibles en horarios o entregas, según la disponibilidad personal) o sensibilizando a toda la plantilla para impulsar el bienestar digital: tanto a los responsables para que den ejemplo, como a todos los equipos para que lo demanden.

"Estamos aprendiendo sobre la marcha. Es un contexto fantástico para los cambios que estábamos deseando ver en el entorno laboral"

“El teletrabajo tiene false friends que hay que aprender a manejar”, comenta Flores. Y Amelia Pérez, de Línea Directa, incide en la importancia de la flexibilidad para gestionar el bienestar de cada profesional: “La discusión no es si se puede enviar un email después de las 6 de la tarde. El concepto en el que tenemos que trabajar es que tienen que ser compatibles el derecho a la desconexión y el derecho a la flexibilidad y el trabajo efectivo. Las necesidades de autocuidado y desconexión de cada persona son diferentes”.

Saber gestionar el ruido digital para aumentar la concentración y la productividad es un aprendizaje necesario para cualquier profesional en esta época de cambios e incertidumbre. En la Impacteca, la biblioteca digital de impacto para miembros de Impact Hub Madrid, puedes consultar la colección Minimalismo digital, con libros, podcast o audiobooks con consejos de expertos para controlar el multitasking, no perder el focus o mejorar la relación con las herramientas digitales.

Impact-Hub-Madrid-Trabaja-donde-quieras

Deja un comentario





Suscríbete a nuestro blog

Recibe en tu email los contenidos que publiquemos en nuestro blog.

  • Impact Hub Madrid tratará tus datos únicamente para tramitar tu solicitud. Puedes conocer cómo ejercer tus derechos de acceso, rectificación y supresión en nuestra Política de Privacidad